El Tri viene de atrás y vence 3-1 a Venezuela


México vino de atrás para vencer 3-1 a Venezuela en partido amistoso, duelo que sirvió para que el estratega Gerardo “Tata” Martino viera a sus elementos previo a la Copa Oro.

Luego de que Venezuela abrió el marcador, Alvarado, Pizarro y Guardado le dieron la vuelta al marcador.

Apenas a los 17’ de partido, Jhon Murillo sorprendió a todos, hasta a él mismo, con un tiro centro desde larga distancia que dejó parado a Jonathan Orozco para abrir el marcador. El disparo, que parecía buscar un rematador a segundo palo, en realidad tomó dirección a puerta y “clareó” al cancerbero mexicano.

El juego se tornó de lucha y Edson Álvarez sufrió las consecuencias, pues recibió un fuerte golpe en la rodilla derecha. El zaguero mexicano realizó una barrida en la que la sacó la peor parte después de un choque con Júnior Moreno, por lo que tuvo que salir de cambio y con gestos de mucho dolor.

Abajo en el marcador, el cuadro azteca apretó en busca de la igualada y la concretó con Roberto Alvarado al minuto 31. El cruzazulino marcó su primer gol con el Tricolor aprovechando un balón que Rodolfo Pizarro rescató en el área tras un rebote defensivo; Alvarado no lo pensó y sacó un zurdazo que envió el esférico al fondo de la red para el 1-1.

Con el empate en el marcador, los minutos transcurrieron y así se fueron al descanso.

Ya en la segunda mitad, el Tri tomó la iniciativa y fue al 53’ cuando le dieron la vuelta al marcador con gol de Pizarro. En descolgada por la banda izquierda, Jesús Gallardo sacó un centro que cortó la defensiva venezolana, pero el balón volvió a quedar en sus pies y con frialdad le pasó la bola a Rodolfo, quien llegó solo al área chica, para que la empujara sin problemas.

Tras la anotacíon, Pizarro dejó su lugar en la cancha para que ingresara Orbelín Pineda.

Al 62’ el grito de gol fue cortado cuando el central marcó juego peligroso en jugada de rebotes en la que Diego Reyes había mandado el balón al fondo en remate de cabeza, pero la acción ya no contaba.

“Tata” Martino le dio juego a varios elemento, uno de ellos Andrés Guardado, quien ingresó de cambio por Érick Gutiérrez; “El Principito” respondió al minuto 75 con un trayazo de pierna zurda para el 3-1 definitivo.

El encuentro cerró calientito y con acciones de peligro, sin embargo, el marcador ya no se movió.

Comentarios

Anterior Aún no se define alcalde electo en Lerdo
Siguiente Imponen fianza de 50 mdd a líder de La Luz del Mundo