in , ,

En alianza para fortalecer la educación superior en Coahuila en beneficio de los trabajadores

Desde hace algunos años el paradigma de la educación cambió, porque una persona al terminar sus estudios, es decir, al finalizar su carrera, busca incorporarse a un mercado laboral con cambios tecnológicos que están a la orden del día, pero ese entorno obliga a todas las personas a tener que capacitarse a lo largo de su vida. En este contexto la CTM de Coahuila, con la mira muy clara en este cambio de paradigma, ha puesto en marcha la Universidad Laboral de México 4.0 “Miguel Ramos Arizpe” en alianza con la Universidad Autónoma de Coahuila, esto permite que quienes formen parte de los distintos sindicatos que constituyen esa fuerza laboral, cuenten con una nueva oportunidad de estudios. En este fin de año, en plena pandemia, más de 300 personas afiliadas a estos sindicatos terminarán su bachillerato en línea, por lo que la Unilam y la UAdeC, en sinergia con los tres poderes del Estado, la CTM de Coahuila y la Auditoría Superior del Estado, firmaron hace unos días el convenio para ofrecer ahora carreras universitarias para trabajadoras y trabajadores cetemistas de diversas empresas de Coahuila y de otros estados del País.

Estas alternativas de educación profesional para las y los trabajadores, son parte del pacto para impulsar y desarrollar la economía de Coahuila al que ha convocado el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís. Lo cuál permitirá impulsar la competitividad de Coahuila, la formación de mano de obra calificada, posibilitará las ventajas competitivas frente a otras regiones del País y del mundo.

El convenio firmado tiene una gran relevancia porque en él se materializa la suma de voluntades de los tres poderes estatales, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, la Máxima Casa de Estudios de los coahuilenses, la principal confederación sindical del estado y la Universidad Laboral de México, lo que permitirá, a través de las licenciaturas en derecho, contaduría pública, administración, ingeniería industrial y recursos humanos, abrir oportunidades de estudio para muchos trabajadores de Coahuila.

La Universidad Autónoma de Coahuila se constituye así en un gran aliado académico de la fuerza laboral de la entidad, no sólo a través de incorporar las carreras, sino también a través de la asistencia técnica y educativa para el seguimiento de sus programas, porque como institución de educación superior la UAdeC pone su experiencia acumulada de años al servicio de los entes gubernamentales, las organizaciones ciudadanas, empresas, sindicatos y otras instituciones educativas.

Cuando comenzó el actual sexenio, Coahuila se encontraba ligeramente encima de la media nacional en cobertura en materia de educación superior, sin incluir el posgrado, hoy nuestra entidad ya ha tomado distancia porcentual en relación con la media nacional y la UAdeC ha contribuido de forma determinante a dicho proceso, creciendo en su matrícula a una tasa de 4 por ciento anual. Uno de los grandes retos de la educación superior es que superemos la situación actual en materia de cobertura, porque hoy de cada diez estudiantes egresados del bachillerato, a lo más cuatro alcanzan a llegar a las universidades, cuando en América Latina lo logran cinco de cada diez. Incluso en Chile, de cada diez egresados de preparatoria, siete pasan al nivel superior.

Por ello, la Universidad Autónoma de Coahuila es hoy la fuente de mayor número de egresados en la entidad, y con este convenio, en colaboración con la Unilam, los tres poderes del estado y la Auditoría Superior del Estado que facilita la plataforma digital, se permitirá impactar también en un campo que habíamos explorado poco en el pasado, pero que pasará a formar parte de nuestro quehacer regular: la formación para la vida de los trabajadores.

Este convenio también se enmarca dentro del proceso que se lleva a cabo al interior de la Universidad Autónoma de Coahuila, que es la reforma al Modelo Educativo, en donde se apuesta por una mayor flexibilidad, por estrechar lazos con los posibles empleadores para adaptarse mejor a lo que se está demandando en estos momentos, un mayor uso de las tecnologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje, un mayor compromiso social de los estudiantes con el entorno inmediato y por una apuesta a la innovación como elementos esenciales de la formación permanente.

[email protected]

Comentarios

Escrito por Redacción

Índice

Sin pretextos: Riquelme