in , , , ,

En Coahuila, 163 niñas de 10 a 14 años dieron a luz

Madre luchona, trota-juzgados, caza padrastros, madre y padre a la vez, chancla y monedero entre las chichis, son algunas de las frases que describen a las madres adolescentes o jóvenes embarazadas en redes sociales, para dar un nuevo significado a la maternidad precoz.

Sin embargo, muestran el panorama de una realidad latente aun imposible de erradicar, donde cada vez más jóvenes enfrentan embarazos no deseados, la falta del respaldo de una pareja y los deseos de revivir una juventud que se desvanece entre pañales y biberones.

Tan solo en 2020 se registraron 163 nacimientos donde las madres tenían de 10 a 14 años de edad al momento del nacimiento, 464 nacimientos de madres de 15 años, mil 6 nacimientos de madres de 16 años y mil 556 más en jóvenes de 17 años.

Sumaron un total de 3 mil 189 nacimientos de madres que tenían entre 10 y 17 años, de acuerdo al reporte de los nacimientos registrados durante 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

“Incluso son madres por segunda vez, cuando todavía son adolescentes”, ante la falta de un proyecto de vida y el asumirse como “mamá soltera”, manifestó Katy Salinas Pérez, titular del Instituto Coahuilense de las Mujeres.

Por lo anterior, el ICM anuncia un ciclo de charlas y otras actividades para combatir el embarazo adolescente.

Además del ciclo de charlas, pláticas y talleres para prevenir el embarazo precoz, con docentes que puedan replicar los temas fuera de las aulas, Salinas Pérez dijo que se realizará un recorrido en ejidos de Ramos Arizpe y Región Carbonífera, donde se encuentran la mayor parte de las jóvenes embarazadas, buscando a las madres adolescentes.

“Vamos a tocar casa por casa hasta donde están las madres adolescentes para ofrecerles información, sobre todo ofrecerles una vida libre de violencia a través de una estrategia integral donde lo más importante es saber hacia dónde va.

“Si va a estudiar, trabajar o qué servicio de salud tiene, lo que más facilite, pero que sepa que puede construir un proyecto de vida que le permita continuar creciendo”, señaló la directora.

Estas charlas personales tienen como propósito generar habilidades para su empoderamiento, trabajando temas de sexualidad, derechos, violencia y autoestima, entre otros, agregó.

Asimismo, señaló que con esta actividad se busca garantizar el ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos en mujeres, niñas y adolescentes, así como el fomento a la educación integral en sexualidad en el ámbito familiar, escolar e institucional.

FALTA EDUCACIÓN SEXUAL

Según el Censo del INEGI, en Coahuila hay 321 niñas entre 12 y 14 años que tienen por lo menos un hijo o hija. No es broma: hay 30 niñas de esa edad que ya tienen 2 hijos, 17 que ya tienen 3 hijos.

Mientras que del rango de edad entre 15 y 19 años, hay 2 mil 374 adolescentes coahuilenses con 2 hijos según el mismo Censo del INEGI; 222 en esa edad con 3 hijos, 24 con 4 hijos.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

‘Son parásitos y vividores’, Karla Panini se lanza contra familia de Karla Luna

Tras casarse, familia imperial de Japón expulsa a la Princesa Mako