Ex agente de la DEA y su esposa desviaron millones de dólares decomisados al narco


Un exagente de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y su esposa se declararon culpables por desviar al menos 9 millones de dólares que la dependencia estadounidense incautó al narcotráfico.

Los señalados son José Ismael Irizarry, de 46 años, y su esposa, Nathalia Gómez, de 36, informó el Departamento de Justicia.

Durante siete años José Ismael y Nathalia implementaron un plan para desviar los 9 millones de dólares a sus cuentas bancarias.

La cantidad millonaria, detalla la investigación en contra de la pareja, fue incautada por la DEA en investigaciones encubiertas de lavado de dinero contra el narcotráfico.

De acuerdo a lo dicho por el propio exagente de la DEA, el desvío millonario fue ideado por José Ismael tras declararse en bancarrota en diciembre del 2010.

Entonces, comenzó a explotar su posición como agente para desviar fondos de investigaciones encubiertas de lavado de dinero de la DEA, en asociación con miembros del narcotráfico.

Los fondos desviados fueron utilizados por José Ismael Irizarry y Nathalia Gómez para comprar joyas, automóviles de lujo y hasta una casa. 

El desvío millonario fue durante las asignaciones de Irizarry en Miami, Estados Unidos y Cartagena, en Colombia. Tras cometer los desvíos millonarios, el exagente renunció a la DEA en enero de 2018. 

Irizarry y sus socios criminales abrieron una cuenta bancaria con una identidad robada y luego la utilizaron para enviar y recibir secretamente las ganancias de las drogas de las investigaciones activas de la DEA.

Gomez, por su parte, permitió que sus cuentas bancarias y una corporación de Florida a su nombre se usaran en el esquema.

El caso de Irizarry y Gómez fue descubierto tras una operación entre la DEA, el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) y la fiscalía estadounidense.

“Abusaron de su posición al desviar ilegalmente millones de dólares en ganancias de la droga de operaciones encubiertas para beneficiarse personalmente”, dijo del caso Brian C. Rabbitt, fiscal general adjunto interino de la División de Penal del Departamento de Justicia.

Por su parte, el el fiscal federal de los Estados Unidos para el Distrito Norte de Georgia, Byung J. Pak, aseguró que José Ismael Irizarry unió fuerzas con las mismas organizaciones criminales de drogas que prometió combatir.

“Este exagente federal dio la espalda a las personas que juró proteger y cedió a la codicia y el engaño”, dijo el agente especial del FBI, Michael F. McPherson.

James F. Boyersmith, agente especial a cargo del Departamento de Justicia, dijo sobre el caso: “En lugar de mantener su juramento de detener el tráfico de drogas y el lavado de dinero, Irizarry participó activamente en estos esquemas y recaudó millones de dólares para él”.

Tras declararse culpable, José Ismael Irizarry y Nathalia Gómez esperan sentencia.

Comentarios

Anterior Dan positivo 84 personas a Covid-19 en el Senado
Siguiente Hacen fiesta mexicana en hospital de Alta Especialidad