in , ,

Extrañar las conferencias de Gatell

Por: Rafael G. Vargas Pasaye

Este viernes 11 de junio tuvo su última emisión la conferencia de prensa vespertina que se echó a andar hace casi año y medio para informar a la ciudadanía sobre las acciones del gobierno de México en relación al Covid-19, ejercicio que encabezó el vocero para la crisis, Dr. Hugo López-Gatell.

Lo dijo en sus redes sociales así el funcionario: “Anunciamos el final de la conferencia de prensa vespertina para informar sobre la pandemia de #COVID19. Dedicaremos el jueves y viernes a hacer un resumen de este ejercicio de transparencia y dar paso a una nueva fase en la comunicación con el pueblo de México”.

El 22 de enero de 2020 tuvo lugar la primera conferencia en relación a la pandemia, fue en la secretaría de Salud, casi de inmediato se trasladó a Palacio Nacional. Cabe señalar que ya en la conferencia de prensa mañanera se presentaba López-Gatell, los días martes para dar a conocer “El pulso de la salud”, una sección de la conferencia dedicada al tema de salud, misma que se mantuvo durante este periodo en que también hubo conferencia vespertina.

El anuncio del fin de las conferencias nos obliga a plantearnos algunas preguntas: ¿Por qué ahora?, una semana después de las elecciones, ¿la coyuntura electoral impedía que se terminaran antes?

¿Tiene que ver el cierre de ciclo con acciones donde se notaba que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya no acuerpaba al vocero? Inolvidable el cántico de “No estás solo”, que el mismo titular del ejecutivo le brindó el 4 de mayo de 2020 a causa de unos supuestos ataques en contra de López-Gatell.

Claro que en la narrativa presidencial ese es le escenario ideal, el de la confrontación, el de los enemigos que no permiten que hagamos el bien a la sociedad, el de tener a quien culpar del fracaso de la estrategia para enfrentar a la pandemia.

Porque ¿a poco las conferencias terminan porque la crisis ya terminó?, el mismo vocero dejó en claro que no, que pese al semáforo casi verde en todo el territorio nacional, el problema sigue, los contagios continúan, y lamentablemente las muertes no paran.

¿Acaso dejó de brillar la estrella del otrora rockstar de la 4T donde algunos futurólgos lo veían con perfil presidencial?, ¿Acaso dejó de serle útil a la narrativa gubernamental y por ello se decidió mejor sacarlo de la escena pública luego de 451 conferencias vespertinas?

Y una más para la que sí podemos aventurar una posible respuesta: ¿Quién va a ocupar la escena pública a falta de López-Gatell? Así es, quien el presidente quiera, pues el maneja ese foro llamado Palacio Nacional donde se dan las conferencias.
Sin dejar de lado las cifras que conllevan historias y nombres detrás: 2 millones 452 mil 469 casos de contagio y más de 230 mil lamentables muertes, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins.

Comentarios

Escrito por Redacción

Preside Iván Gurrola primer foro digital de la nueva Ley de Desarrollo Económico de Durango

Arranca capacitación CERT ‘Equipos comunitarios de respuesta a emergencias’