Funeral de Alonso y Moreno Valle entre un ambiente de polarización política


Cientos de habitantes de Puebla, junto con la clase política local y nacional, despidieron las cenizas de la gobernadora Martha Érika Alonso y su esposo y senador, Rafael Moreno Valle, ambos del derechista Partido Acción Nacional (PAN), fallecidos ayer en un accidente aéreo.

Desde los históricos Fuertes de Loreto y Guadalupe, donde fue derrotado el poderoso Ejército francés en 1862, se rindió homenaje luctuoso a los políticos mexicanos en medio de un ambiente de polarización política.

El fuerte operativo de seguridad de la Policía Estatal y el Ejército Mexicano no disuadió a los cientos de poblanos que, desde detrás de las vallas, observaron el funeral de Estado encabezado por la secretaria federal de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“¡Fuera, fuera!” le gritaron a la ministra algunos asistentes, mientras otros decían: “¡Asesinos, asesinos!”.

Luis Banck Serrato, jefe de la oficina del Gobierno de Puebla, exigió a las autoridades federales una investigación “profesional e independiente, que no deje lugar a dudas de las causas del accidente, que atentó contra la luz de esperanza de contar en nuestro país con un contrapeso democrático efectivo”, reclamó.

Las coronas de flores y las fotografías de las cinco víctimas del accidente aéreo, incluyendo a Alonso y Moreno Valle, enmarcaron el adiós de la pareja que formaba un fuerte grupo político al interior del PAN. Importantes figuras políticas acudieron a Puebla para despedir al matrimonio.

Los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, y Tlaxcala, Marco Antonio Mena, además de los líderes nacionales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano (MC) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), Claudia Ruiz Massieu, Dante Delgado y Ángel Ávila, respectivamente, fueron algunos de los presentes. Alonso había asumido la gubernatura de Puebla, estado que su esposo ya había gobernado de 2011 a 2017, el 14 de diciembre pasado después de una larga polémica electoral.

La polémica por definir quién fue el ganador de las elecciones del 1 de julio se extendió durante más de cinco meses.

‘Comprendo su dolor’

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador, la investigación no sólo será independiente, sino que participarán expertos nacionales e internacionales.

“Expertos de Estados Unidos, Canadá, y que sea haga una investigación transparente, independiente, para que den las conclusiones pertinentes”, afirmó.

En cuanto a lo gritos y consignas que asistentes lanzaron en el sentido de “justicia” y “fueraMorena”, respondió en entrevista que los entendía por la situación que se vive, “yo comprendo su dolor”.

Sánchez Cordero deseó armonía a los poblanos, “que nos tranquilicemos y yo les pido a todos armonía”.

Sánchez Cordero sotuvo que su asistencia no sólo era en representación del Presidente y del gobierno federal, sino que “además vengo por convicción personal, porque yo conozco a los padres de Rafael (Moreno Valle), desde hace muchísimos años, cuando mi esposo y ellos eran muy jóvenes”.

Comentarios

Anterior INE organizará elección extraordinaria en Puebla
Siguiente Agreden a chica Badabun por exponer a infiel frente a su esposa