Geraldine y Gabriel se enfrentan en Instagram por Irina


Los que continúan de pleito son Gabriel Soto y Geraldine Bazán, pues ahora la convivencia de sus hijas con la actriz rusa, Irina Baeva, es el centro de la disputa.

Por medio de sus redes, Soto respondió las críticas que le hizo su expareja, quien lo acusó en una revista de obligar a sus hijas a convivir con su novia.

El actor publicó fotografías en las que aparecen sus hijas y la actriz rusa con grandes sonrisas y aparentemente disfrutando de una tranquila convivencia. Geraldine había dicho que como Gabriel obligaba a las pequeñas a estar con Baeva, lo cual “les provocaba llanto, confusión e inseguridad”, palabras de las que se burló el intérprete en su publicación en Instagram al mostrarles sonrientes.

El actor enfatizó que “la vida se trata de ser felices y volver ligera la vida a los demás”. Manifestó su intención de poder convivir en paz y de manera civilizada, aunque precisó que hay cosas que no están en nuestras manos. “Seguiremos deseándole siempre todo lo mejor a todo el mundo y conviviendo en armonía como pareja y familia”, añadió.

View this post on Instagram

No hace falta decir que es mentira, todos lo sabemos. El público no es tonto, los medios de comunicación tampoco aunque se dejen manipular por una “revista” con cero credibilidad. En esta orquestación de querer limpiar la imagen de unos y desprestigiarme a mi hay muchos caminos. Hoy lamentablemente una vez más me veo en la necesidad de dirigirme a ustedes que me siguen, siguen mi carrera y me conceden su apoyo y cariño. Con este tipo de acciones lo único que queda claro es qué hay personas que quieren seguir haciéndome daño en diferentes formas. Pero ya fue suficiente!! A estas mismas personas hago total y absolutamente responsables de lo que pueda sucederle a mis hijas o a mi. Estoy aquí no como una victima, para nada!! Me presento ante ustedes como una mujer valiente, sin miedo a DENUNCIAR por que tiene la verdad de su mano. Estoy divorciada hace un año, el motivo múltiples infidelidades por parte de mi entonces esposo. Yo SI fui acosada y burlada con un objetivo en específico por parte de su ahora pareja, eso ya todos lo saben. Además de denunciar este reciente intento por “manchar mi imagen” También quiero DENUNCIAR la violación de los derechos de mis menores hijas, ya que en un par de ocasiones han sido obligadas por parte de su padre a saludar a su actual pareja, provocando así el llanto, confusión e inseguridad de las mismas. Este tema es desgastante para mi, pero en esta ocasión y cualquier otra que sea necesario alzar la voz lo haré!! Ya sea por mis hijas o por mi. Y no señoras, señores calladitas no nos vemos más bonitas. Tengo mucho más que decir, espero no sea necesario hacerlo. Algo más que quiero dejar muy claro, mi interés por el Sr. Gabriel SotoBorja desde hace mucho tiempo es nulo. Que se conserve en salud y bienestar, por el bienestar de mis hijas es mi único deseo para él. Pido al público y medios de comunicación eviten involucrar mi nombre con personas que no tienen nada que ver en mi vida ya sea en notas y/o comentarios. Respetuosamente con cariño y agradecimiento Geraldine.

A post shared by Geraldine Bazan (@geraldinebazan) on

Gabriel Soto finalizó su publicación señalando que esas fotografías no fueron tomadas con la intención de ser publicadas sino para ser un recuerdo de familia, esto porque se trataba de “momentos íntimos”; sin embargo, las circunstancias lo han llevado a publicar las imágenes, refiere.

Fue en 2017 cuando la pareja, una de las más populares de la farándula, rompió su relación y comenzaron una guerra de declaraciones y descalificaciones entre ellos y también Irina Baeva, quien fue señalada como la tercera en discordia que provocó el quiebre del matrimonio. Por otro lado, supuestas fuentes revelaron a la revisita TVNotas que Bazán, madre de las dos hijas de Soto, acudió con un brujo para separar a la nueva pareja y él regresara con ella.

“Geraldine estaba muy desesperada y dijo que a toda costa quería recuperar a Gabriel, que aún era su marido. Sabía que él no era estable con ninguna mujer, que las veces anteriores que le fue infiel no pasaba de un acostón”, comenta la supuesta fuente.

View this post on Instagram

Aquí en momentos de llanto, confusión e inseguridad… 😂😉 La vida se trata de ser felices y hacer felices a los demás. Nosotros ya cerramos la carpeta de esa historia de ataques donde todos salimos perjudicados y estamos enfocados en dar el mayor amor posible a todos los que nos rodean. Deseamos de todo corazón poder convivir en paz y de manera civilizada pero desafortunadamente ya no está en nuestras manos. Seguiremos deseándole siempre todo lo mejor a todo el mundo y conviviendo en armonía como pareja y familia. Los queremos mucho a todos. Estas fotos no fueron tomadas con la intención de publicarlas ya que fueron momentos íntimos, pero lo hago ahora dadas las circunstancias.

A post shared by gabrielsoto (@gabrielsoto) on

Según la publicación, Geraldine Bazán abría pedido el trabajo de “separación” el pasado mes de octubre, sin embargo, se habría detenido debido a otra supuesta petición de Bazán.

“Sus palabras fueron: ‘Quiero que hagas un trabajo en donde Irina sufra un accidente, para que Gabriel la deje ya para siempre, ¡no lo quiero cerca de ella”, detallan para la revista.

“No, no quiero que se muera, eso no, no me has entendido. Lo que quiero es que sufra un accidente donde su carita de muñequita quede desfigurada”, habría expresado Bazán al brujo.

Aunque al final Geraldine se habría arrepentido pues llegó a la conclusión que no valía la pena regresar con Gabriel.

Comentarios

Anterior A sus 7 años, Blue Ivy gana premio por componer canción
Siguiente Cheve, colchones y la consola de Nintendo, lo que más compraron los mexicanos