in , ,

¿Gobernador o gobernadora?

En el tintero

Por Jessica Rosales

Falta poco para que Coahuila se someta nuevamente a un proceso electoral. Es 2023 el año en que se renovará la gubernatura en esta entidad junto con el Congreso Local. Nombres, hay muchos, con posibilidades, algunos.

Pero más allá de quiénes serán los candidatos o candidatas, el dilema en este momento para los partidos políticos es si deberán impulsar hombres o mujeres, pues obligatoriamente habrán de cumplir con la paridad, y el hecho de que sólo sea Coahuila y el Estado de México las entidades con elecciones ese año, los obliga a considerar una estrategia inmediata para sacar a sus mejores cuadros.

Algunos analistas señalan que al ser Coahuila un estado priista, sino es que el más priista del país, y con candidatos hombres, los únicos con posibilidades de dar la batalla, no se arriesgarán; pero para el PRI nacional igual de importante es el Estado de México, por lo que analizan todas las posibilidades.

En aquella entidad, en el PRI suenan varios nombres, entre ellos, el futuro coordinador de ese partido en la Legislatura local, Elías Rescala Jiménez, el secretario general de Gobierno Ernesto Nemer Álvarez. Y de mujeres, se escucha el de la actual dirigente Alejandra del Moral Vela o la diputada federal Ana Lilia Herrera Anzaldo, entre otros.

En lo que se refiere a Morena, la primera fuerza política, hay tres aspirantes identificados: la ex candidata Delfina Gómez Álvarez, el administrador de Aduanas del SAT, Horacio Duarte Olivares.

En Acción Nacional la militancia de ese partido impulsa al todavía alcalde de Huixquilucan Enrique Vargas del Villar quien ha sido “destapado” en varios eventos de ese partido y dicen que no tiene competencia en el blanquiazul.

¿Esto cómo deja a Coahuila? En el PRI se han manejado varios nombres, entre ellos, el del alcalde Manolo Jiménez Salinas; el líder del Congreso, Eduardo Olmos Castro; el alcalde electo José María Fraustro Siller, y no deje fuera los nombres de Enrique Martínez Morales o Jericó Abramo Maso, aunque los primeros con más altas posibilidades. Y de mujeres, la única que hasta el momento se ha considerado con posibilidades es la senadora Verónica Martínez.

Algunos aseguran que quien quede en la dirigencia del PAN en Coahuila, será clave para una posible alianza con el tricolor a fin de que de esta forma puedan postular a un hombre, en caso de que el PRI nacional decida llevar en el Estado de México a una figura masculina, o en todo caso, aliarse con el de siempre, el PRD.

En Morena también intranquliza a las figuras de Luis Fernando Salazar, Armando Guadiana Tijerina o Javier Guerreo el tema de la paridad, y con ello, la falta de cuadros femeninos para competir.

Sin embargo, en últimas fechas ha salido una manera más sencilla de poder postular a los cuadros ya más que canteados sin necesidad de hacerlo mediante una alianza, pues se dice que al ser nuevo el tema de la paridad, cada entidad puede legislar a fin de que en 2023 pueda ser un hombre el candidato y entonces en los siguientes 6 años postular a una mujer.

Con ello, Coahuila podrá tener una figura femenina en Palacio Rosa, pero hasta dentro de unos ocho años, por lo que los partidos políticos deberán ir empujando y capacitando perfiles femeninos para poder gobernar.

Aunque es muy positivo el tema de la paridad, es importante reconocer que en la entidad, ningún partido político tiene un verdadero cuadro femenino para 2023, por lo cual las mujeres en la política deberán ir abriéndose paso, para exigir su postulación ya que tienen la oportunidad en sus manos.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Índice

Los datos ausentes