in , ,

Hamilton y Schumacher, ¿quién es más grande en la Fórmula 1?

Hoy que el gran alemán Michael Schumacher cumple 52 años de edad vuelve a surgir la pregunta: ¿Lewis Hamilton ya es más grande que él?

La respuesta no es una, ni absoluta. Varía en gustos, estilos, filias, fobias, colores de equipo y nacionalidades.

Los datos arrojan verdades a medias, porque la comparación en tiempos diferentes suele ser un ejercicio absurdo. Ambos son, hasta ahora porque el inglés todavía puede aumentar su foja, siete veces campeones mundiales de la Fórmula 1. El Everest del automovilismo en títulos.

Pero, ¿pueden los números servir de parámetro para dilucidar alguna superioridad, al menos en cuestiones específicas? Tal vez sí.

Más allá de la comparación Hamilton vs. Schumacher hay muchos que piensan que Juan Manuel Fangio ha sido insuperable o que Ayrton Senna ha sido el talento más puro. Pero centrémonos en los heptacampeones y sus estadísticas.

Los números más importantes dan a Hamilton una ventaja clara en triunfos, pole positions, podios en menos Grandes Premios disputados.

Schumacher es mejor en vueltas de líder por muy poco, pero sí marca diferencia en vueltas rápidas.

Esos son datos duros, que pesan para Lewis, pero los intangibles pueden también revelar algo.

Contra quién corrieron y con qué armas

La competencia que enfrentaron es importante, así como los autos con los que la enfrentaron.

Michael Schumacher corrió en 19 temporadas, 17 completas. De las cuales se puede decir que contó en siete ocasiones con un auto dominante (Benneton y Ferrari) , y en cinco de ellas, un Ferrari uno casi absolutista y omnipotente.

Corrió con un auto contendiente al título otras siete temporadas entre Benneton y Ferrari.

Llegó a la F1 en los tiempos finales de Ayrton Senna, Alain Prost, Nigel Mansell, Nelson Piquet pero en realidad su competencia fueron Riccardo Patrese, Damon Hill, Jacques Villeneuve, Mika Hakkinen, Fernando Alonso y en su regreso con Mercedes no fue lo suficientemente competitivo.

La era Hamilton

Lewis Hamilton “nació” deportivamente en cuna de oro. Apoyado por Ron Dennis de su infancia, se presentó en la F1 con el poderoso McLaren y luego en el no menos fuerte Mercedes.

Catorce temporadas con equipos de punta y autos, por lo menos contendientes, nueve de ellos en el mejor de la parrilla por mucho (dos años con McLaren y siete con Mercedes). Los restantes cinco calendarios en la F1 los hizo en coches que estaban entre el Top 3, claramente la era Red Bull de Sebastian Vettel y el casi efímero reinado de Jenson Button como sus “némesis”.

Hamilton llegó en 2007 a competir directamente por el título como novato contra un coequipero dos veces campeón, Fernando Alonso. Hizo los mismos puntos, ganó la misma cantidad de carreras, pero hizo más podios. Lo venció, pero en medio esa lucha intestina y escándalos de espionaje llegó de incógnito Kimi Raikkonen y les quitó el título.

Otros competidores fuertes que ha tenido además de Alonso y Raikkonen son Sebastian Vettel, Felipe Massa, Jenson Button, Daniel Ricciardo, Valteri Bottas, Max Verstappen, pero sobre todo Nico Rosberg. Este parecería un punto a favor de Hamilton que ha enfrentado una generación llena de talento, pero siempre con buenos autos.

Es el alemán Rosberg, hijo de Keke, el eslabón débil en la cadena de Hamilton, ya que con el mismo auto, el mejor de todos en la F1 en 2016 le sustrajo el campeonato mundial para luego retirarse.

Lewis sólo ha tenido cinco coequiperos: Alonso, Heikki Kovalainen, Button, Rosberg y Bottas a todos los ha derrotado, pero sólo Nico le devolvió “el favor” una ocasión.

A ‘Schumi’ no hubo un coequipero que lo derrotara entre 1992 y 2006, sus números sólo no son favorables frente a Nelson Piquet en 1991, temporada incompleta donde el tricampeón iba de salida.

Historia distinta de 2010 a 2012, su vuelta con Mercedes, donde Rosberg lo hizo pedazos los tres años. Cabe aclarar que ya era un Schumacher de más de 40 años.

Pero es curioso que Nico Rosberg haya sido la “bestia negra” de los dos heptacampeones.

El séptimo título mundial lo consiguieron ambos con 35 años. La mejor temporada de ‘Schumi’ ganó 13 de 18 Grandes Premios; ‘Hammer Time’ 11 de 19 en su exhibición más grandilocuente.

Veredicto

Los datos y las consideraciones intangibles ahí están: Hamilton está arriba en números. Schumacher tuvo menos veces el mejor auto y nunca desaprovechó la oportunidad y fue campeón, mientras que Lewis dos veces fue segundo con el monoplaza dominante, punto para el alemán.

El inglés tiene ligera ventaja en cuanto al tipo de talento que ha enfrentado como competencia, pero Schumacher creó un monólogo de cinco años donde su poder era intocable y una temporada de 13 triunfos.

En velocidad los sábados, Hamilton es el rey con 98 poles, pero en vueltas rápidas en carrera, Michael es el jefe.

En suma, tendremos que esperar a que Hamilton se retire para valorar en trayectorias completas más cuando en 2021, con un reglamento todavía a favor de la superioridad de Mercedes y Hamilton podría verse el primer 8 veces campeón, pero…

En este momento las 95 victorias y las 98 pole positions desequilibran para Lewis, sobre todo por ser en menos carreras. Así que Hamilton ya puede decir que está arriba de Schumacher, por muy, muy poco. Es imposible negarle esa gloria como el piloto más ganador y dominante de la historia… ¿El mejor? Otro día lo compararemos con Fangio y Senna

Comentarios

Escrito por Redacción

En la arena y con bikini, así recibieron estas celebridades el 2021

Primer Gran Premio de la F1 podría cambiar de Australia a Bahrein