Hasta 60 años de prisión para feminicida de maestra en Torreón


De acuerdo con el Nuevo Sistema de Justicia Penal, los autores intelectuales y materiales del delito de homicidio pueden obtener la misma pena, que va de 20 a 50 años. El caso de la maestra Mireya Fernández, asesinada el pasado domingo cuando esperaba su salida para participar en el desfile de la Revolución, fue tipificado como feminicidio, lo que representa que la sentencia alcanza hasta los 60 años de cárcel.

En entrevista, el fiscal general de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, informó que la noche del martes Salvador “N” quedó detenido de manera formal luego de que se girara una orden de aprehensión en su contra. En el transcurso del miércoles enfrentó la audiencia inicial, donde el juez de Control le formuló la imputación por el delito de feminicidio, además de dictarle una medida cautelar de prisión preventiva oficiosa a cumplimentarse en las celdas del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Torreón, donde Salvador quedó internado en el área de indiciados.

Será la última semana del presente mes de noviembre que el imputado enfrente nuevamente la justicia por el feminicidio de la maestra Mireya, al figurar como el determinador del crimen. De encontrarse culpable podría alcanzar hasta 60 años de prisión.

En tanto las autoridades continúan con la búsqueda de quien perpetuó el delito en contra de la mujer de 50 años de edad. A cuatro días del hecho y pese a la confesión del ahora imputado, las autoridades no han dado información de los avances en la investigación para la captura del ejecutor.

Cabe recordar que a 12 horas de que se registró la muerte de la maestra de bachillerato, el fiscal Gerardo Márquez informó en rueda de prensa sobre la detención de Salvador ‘N’, hijastro de la fallecida y quien confesó haber planeado el homicidio y pagado a una tercera persona para que ejecutara a Mireya Fernández, que recibió dos tiros de bala, uno en la nuca y otro más en el costado derecho del cuerpo.

Familiares de la hoy occisa argumentaron que todo se trató de una venganza por una herencia, pues Salvador quería las propiedades que su padre heredó a inicios de este año a Mireya.

El asesinato de Juana Mireya Fernández Martínez consternó a toda la Comarca Lagunera y traspasó fronteras debido a que se registró en presencia de cientos de personas, entre ellas niños, adolescentes, jóvenes y mujeres, que acudían a presenciar el desfile de la Revolución Mexicana.

Con este feminicidio, Torreón suma seis en el presente año, en tanto el estado de Coahuila acumula 23 casos.

Comentarios

Anterior Decomisarán cigarrillos electrónicos en Coahuila
Siguiente Los equipos que se juegan el último boleto para la liguilla