Hay en Coahuila 23 mil papás solteros: INEGI


De acuerdo con la última Encuesta Nacional de los Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Coahuila hay al menos 23 mil familias en las que el padre está a cargo de sus hijas y/o hijos, sin contar con un cónyuge.

En general, hay alrededor de 126 mil 111 hogares monoparentales, conformados ya sea por una jefa o un jefe de familia y sus descendientes. De éstos, en 103 mil 110 es una mujer la que encabeza este tipo de hogar.

Sin embargo, aunque solo representan el 18.2 por ciento de familias en esta situación, los papás solteros enfrentan retos similares a los de las madres solteras, pese a que socialmente pudiera considerarse una situación diferente.

UNA VIDA JUNTOS

“Desde que tenía cuatro años mi hija está conmigo. Cuando estaba chiquita, fue mi madre (abuela de la niña) quien me ayudó, porque yo estuve mucho tiempo trabajando turnos dobles”, cuenta Guadalupe Briones García, de 43 años y quien se convirtió en papá soltero hace 14, tras divorciarse de la madre de la menor.

– ¿Qué considera que ha sido lo más difícil en este tiempo?

“Yo llegaba del trabajo a ver si ya había comido Laura Daniela (su hija), qué le faltaba, la tarea. Para los gastos trabajaba como asistente de servicios en una primaria y en alguna otra parte, también en trabajos de mantenimiento.

“Ahorita ya tengo un trabajo seguro (en la primaria Mariano Escobedo, turno matutino), con prestaciones. Antes era distinto, pero yo siempre le he dicho a mi hija: ‘aquí tienes para tu estudio, no te va a faltar nada’. Ya está en prepa y yo la seguiré apoyando, el plan es que estudie una carrera”, dijo optimista Guadalupe Briones.

EL AMOR DE UNA HIJA LO COMPENSA TODO

A Guadalupe le tocó hacer de padre y madre; sin embargo la cercanía con su abuela, Martha García, provocó que Laura Daniela celebre con ella y otras mujeres de su familia paterna el 10 de mayo. No obstante, hoy le toca festejar a quien le ha entregado su vida.

– ¿Cree que el ser papá soltero lo ha acercado más a su hija?

“Mi hija ya tiene 18 años. Yo tuve que hablar del divorcio con ella cuando cumplió XV años, casi no me preguntaba. Su mamá ya no tuvo contacto con nosotros desde que nos separamos, yo creo que eso ha hecho que sea muy amorosa conmigo.

Hoy me va a festejar, me va a hacer algo ella”, dijo entusiasmado.

El amor es caprichoso: recompensa, pero también quita. Guadalupe no ha estado exento del estigma que representa ser divorciado y padre soltero.

– ¿Ha tenido tiempo para buscar otra pareja?

“Tiempo sí hay. He tenido amigas, pero cuando apenas me empiezo a entender con ellas, les tengo que decir que soy papá soltero y que mi hija está conmigo, y ahí ellas ya reaccionan de otro modo.

“Una vez una mamá, también soltera, hasta se enojó conmigo cuando le conté. Le pregunté, ‘¿pero porqué, si tú estás en la misma situación?’, pero fue lo mismo, no lo tomó a bien”, narró.

No obstante, la felicidad que le genera tener a su hija a su lado compensa cualquier romance frustrado.

“A mí siempre me interesó mi hija. Por eso me dieron la custodia. Ahorita ya solo vivimos juntos ella y yo.

“Por la contingencia, yo no estoy en la escuela, trabajo en otro sitio; y ella también encontró un trabajo, y ahí vamos, sacando para la comida, la casa y para que ella estudie, y si el día de mañana le va bien o mal en su matrimonio, que tenga las herramientas necesarias para salir adelante por sí sola”, enfatizó.

Comentarios

Anterior Defiende la 4T a Irma Eréndira Sandoval
Siguiente Conoce los cortes y cómo hacerlos para una buena carnita asada