in , , ,

Hay poco avance en denuncias por Mega Deuda, pero siguen vigentes: ASE

Aunque no existen castigos ejemplares por la contratación ilegal de la Mega Deuda, las denuncias presentadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE) aún están vigentes ante la Fiscalía General del Estado y después de una batalla legal para que no se extingan, sin embargo de las investigaciones se tienen pocos datos de avance.

La ASE presentó ante la Fiscalía General del Estado seis denuncias relacionadas con la deuda pública de la entidad, cuatro tienen una relación directa con los créditos a través de la Secretaría de Finanzas, la Tesorería General y el Servicio de Administración Tributaria del Estado de Coahuila (SATEC), en tanto que dos más tienen relación indirecta y fueron de la Promotora para el Desarrollo Inmobiliario del Estado de Coahuila (Pideco), en ambos casos los ejercicios involucrados son 2010 y 2011.

En la denuncia presentada el 16 de diciembre de 2011 por la contratación irregular de la deuda pública, primera de todas, la Fiscalía General dio a conocer que se encuentra en etapa de averiguación previa y que “se dictó orden de comparecencia en contra de Héctor Javier Villarreal Hernández y Sergio Ricardo Fuentes Flores, y orden de aprehensión sólo en relación a este último”.

En mayor de 2013 la ASE presentó una segunda denuncia por la omisión de los registros contables, por la contratación de la deuda de montos superiores a autorizados por el Congreso, por el desequilibrio presupuestal, y por falta de documentos que comprobaran el origen, aplicación y destino de los recursos de la deuda.

Esa denuncia también está en etapa de averiguación previa penal, y la Fiscalía le respondió a la ASE que está “consignada: ASE denunció la contratación irregular de la deuda en el mes de mayo de 2013 (tres años después de ocurridos los hechos), y dicha denuncia se acumuló a una previa existente en la que se investigaban los mismos hechos”.

Comentarios

Escrito por Redacción

Auditoría observa a Torreón por 182 mdp

Agarran a motociclista con peluche lleno de droga