Huelga deja a París paralizada y en caos


Los trabajadores ferroviarios, los maestros y los médicos de emergencias protagonizaron el jueves una de las huelgas más grandes del sector público en Francia durante décadas.

Las redes de transporte en París y ciudades de toda Francia se detuvieron casi por completo cuando los sindicatos convocaron una huelga que amenaza con paralizar a Francia durante días y plantea el desafío más severo a la agenda de reformas de Macron desde que estallaron las protestas de los ‘chalecos amarillos’.

La Torre Eiffel cerró el jueves, los afamados trenes de alta velocidad de Francia estaban parados y los profesores no acudieron a sus puestos de trabajo ante la convocatoria sindical de huelgas y protestas en todo el país contra el plan del gobierno para reformar el sistema de jubilación.

Las autoridades de París bloquearon con barreras el palacio presidencial y movilizaron a 6,000 policías mientras activistas, muchos de ellos con chalecos amarillos representando al movimiento surgido hace un año para reclamar justicia económica, se congregaban para una multitudinaria manifestación en la capital francesa.

Los organizadores esperan que la marcha sea una muestra de descontento con el presidente, Emmanuel Macron, por su reforma estrella, que está considerada una amenaza para el estilo de vida francés. El dirigente se mantuvo “tranquilo y decidido” a seguir Adelante con su plan, según un alto funcionario presidencial.

El Museo del Louvre y otros sitios y monumentos advirtieron de molestias por las protestas, y los hoteles de la ciudad intentaban llenar sus habitaciones. La huelga llevó a muchos visitantes, entre ellos el secretario de Energía de Estados Unidos, a cancelar sus planes para viajar a una de las ciudades más turísticas del mundo.

Varios turistas despistados se encontraron con históricas estaciones de tren vacías por la cancelación de alrededor de 9 de cada 10 trayectos de alta velocidad. En el aeropuerto de París Orly, los carteles mostraban avisos de cancelación y la autoridad de aviación civil reportó que el 20% de los vuelos se quedaron en tierra.

Algunos viajeros mostraron su apoyo a los trabajadores en huelga, pero otros se quejaron por verse inmersos en una lucha que les era ajena.

“Llegué al aeropuerto esta mañana y no tenía ni idea de la huelga. Estuve esperando dos horas en el aeropuerto a que llegara un tren, pero no llegó”, señaló Ian Crossen, un turista de Nueva York. “Me siento un poco frustrado. Y he gastado mucho dinero. Aparentemente, gasté más dinero del necesario”.

Comentarios

Anterior Se viraliza 'secuestro' de Karen Espíndola con el HT #KarenTriponaMentirosa
Siguiente Brujo exhibe los amarres que mandó Sherlyn para José Luis de Río Roma