in , , ,

Imparten en la Facultad de Jurisprudencia la conferencia ‘Feminicidios Durante el Confinamiento’

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila se impartió la conferencia “Feminicidios Durante el Confinamiento” a cargo de la titular de la Unidad de Análisis y Contexto de Casos de Violencia de Alto Riesgo de la Fiscalía General de Justicia del estado de Sonora, María Salguero Bañuelos.

Salguero Bañuelos es feminista, investigadora, científica de datos, activista, especialista en feminicidio y delincuencia organizada, además es la creadora del “Mapa de los Feminicidios en México”, el cual fue reconocido por ONU Mujeres, el Senado de la República y Women Economic Forum, en 2020 la revista Forbes la incluyó entre las “100 mujeres más poderosas de México”.

El evento se realizó de manera presencial y a través de la plataforma Zoom, estando presentes el director de la Facultad de Jurisprudencia, Alfonso Yáñez Arreola, la directora del Instituto Coahuilense de la Mujer, Katy Salinas Pérez y la coordinadora de Igualdad de Género la UAdeC, Magdalena Jaime Cepeda, así como docentes y alumnos.

En su mensaje el director, Alfonso Yáñez Arreola, comentó que el Día Internacional de la Mujer es un recordatorio de la lucha de las mujeres por la equidad, además de ser un momento para reflexionar y ver los avances que se han tenido y proponer cambios.

Por su parte, la titular de la Coordinación de Igualdad de Género, Magdalena Jaime Cepeda, expresó que desafortunadamente la violencia contra las mujeres está normalizada, por lo que hay que otorgar herramientas a la mujer para que logre salir de ambientes violentos.

Durante su charla, María Salguero Bañuelos, comentó que se dio por primera vez el uso del término jurídico de feminicidio por Diana Russell y Jane Caputi, en el Tribunal Internacional sobre los Crímenes contra la Mujer en Bruselas, y la definición fue “asesinato de mujeres realizado por hombres motivado por odio, desprecio, placer o sentido de propiedad de las mujeres”.

Mientras que en 1990 Diana Russell y Jill Radford lo definieron como “el asesinato misógino de mujeres cometido por hombres” y Marcela Lagarde lo definió como el acto de matar a una mujer solo por el hecho de su pertenencia al sexo femenino.

Señaló que el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará CEVI/MESECVI, ha definido que el feminicidio es “la muerte violenta de mujeres por razones de género, ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”.

Salguero Bañuelos, señaló que el artículo 325 del Código Penal General señala que comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género, por lo que se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: 1. La victima presenta signos de violencia sexual de cualquier tipo, 2. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones, infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida, 3. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima.

Además, 4. Hayan existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza, 5. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima, 6. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida y 7. El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

Comentó que, en los asesinatos de mujeres en contextos de violencia armada, la mujer es vista como objeto de posesión, como objeto sexual y como objeto de posesión del rival, son venganzas ejercidas por hombres contra terceras personas que son mujeres.

Informó las formas en que mujeres y niñas fueron asesinadas durante el confinamiento: arma de fuego, golpes, armas de uso exclusivo del ejército, arma blanca, asfixia, decapitación, desollamiento, a golpes y asfixia, con un machete, con objeto contundente, lapidación, quemada viva, atropellada, entre otras.

Los escenarios del crimen fueron en casa, vía pública, vehículos, despoblados, baldíos, carretera, lugar de trabajo, otras casas, hotel, bar o antro, deportivos, cueva hospital, tianguis, presa, cuerpos de agua y canal; mientras que la tipología de la violencia en los asesinatos de mujeres fue por crimen organizado, violencia familiar, violencia comunitaria, asaltos, motivación indeterminada, violencia en el noviazgo, bala perdida y violencia laboral.

Agregó que queda mucho por hacer en cuestión de violencia contra la mujer e hizo un llamado a los estados para homologar el delito de feminicidio y así condenar los asesinatos de mujeres con razón de género.

Al finalizar el evento se llevó a cabo la inauguración de un Lactario, la Enfermería y un Centro de Atención Psicológica, proyectos que son producto del compromiso de la Facultad de Jurisprudencia con la comunidad universitaria, la directora del Instituto Coahuilense de la Mujer, Katy Salinas Pérez, comentó que en todos los espacios las mujeres deben de contar con mayores y mejores oportunidades y el Lactario permitirá a las alumnas que son madres poder amamantar y así evitar la deserción escolar.

Escrito por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacan estudiantes de Medicina de UAdeC en el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas

Directora del IDEA presenta Segundo Informe de Resultados