Importan más las vidas


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

El vandalismo nunca se podrá justificar, pero tampoco podemos rasgarnos las vestiduras por los desmanes que hubo en las marchas de las mujeres exigiendo justicia y sobre todo protección.

Las pintas al hemiciclo a Juárez se limpian, las mujeres asesinadas a este país por simple cuestión de género no vuelven a la vida. Los monumentos son lo menos importante ante la tragedia que se vive en el país.

De enero a septiembre de 2019, 2 mil 833 mujeres han sido asesinadas en México, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Sin embargo, de acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), solo 726 (25.6%) son investigados como feminicidios, mientras que los otros 2,107 asesinatos, como homicidios dolosos.

De acuerdo a la Fiscalía General de Coahuila Delegación Laguna 1 en la Comarca Lagunera se tienen reportados 9 feminicidios, de los cuales 5 corresponden a Torreón y el resto a Matamoros. En todo el estado de acuerdo a datos oficiales suman 23 casos de feminicidios.

Estimaciones mundiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual de pareja, o por terceros, en algún momento de su vida. En México entre 2003 y 2018, la violencia familiar en contra de las mujeres aumentó casi 751 por ciento.

Los gobiernos municipales, estatales y federales, realizan todas las “trampas” posibles para que los asesinatos de mujeres no caigan dentro de la categoría de feminicidio. Buscan evitar a toda costa las alertas de género.

Más allá de las formas no podemos perder de vista el fondo. Y ese es que en este país diariamente ocho mujeres son asesinadas. Ciento sesenta y cinco lesionadas. Una secuestrada y seis extorsionadas por el sólo hecho de ser mujer.

Los hombres no sentimos el miedo que experimenta una mujer al salir a la calle independiente de la hora del día. Porque la violencia no descansa y también la sufre en la mañana o por la tarde.

No nos rasguemos las vestiduras por los edificios, mejor mostremos enojo porque en los últimos 4 años en México han sido asesinadas 11 mil 344 mujeres. De acuerdo a la ONU diariamente entre 10 y nueve mujeres son asesinadas en México, con estas cifras las pintas en los monumentos son lo de menos, el verdadero terror está en otro lado.

Nuestro enojo como sociedad debe ser ante la incapacidad de las autoridades para proteger a las mujeres, pero sobre todo debemos ser más empáticos con la realidad que ellas viven.

@lharanda

Comentarios

Anterior Lagunero obtiene el primer lugar en Premio Estatal de la Juventud
Siguiente Impunidad en el Infonavit