Impunidad en el Infonavit


En el tintero

Por Jessica Rosales

Indignante es conocer del caso de más de 800 familias de Parras de la Fuente que, por casi tres décadas, han sufrido la indiferencia de las autoridades en turno, en específico las federales. Hoy están en riesgo de perderlo todo, incluso algunos han muerto, antes de poder resolver un problema generado por la corrupción y la impunidad en el Infonavit.

Y es que la dependencia federal permitió de forma ilegal la construcción de viviendas en Parras de la Fuente en un terreno propiedad de un particular en el año de 1994, en específico de la familia Madero, y en otro embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), alrededor de 800 familias mantienen hoy estancados sus procesos de escrituración; y 130 de ellos siguen pagando su crédito, pese a que ya fue liquidado.

Lo anterior, derivado de irregularidades cometidas hace casi 30 años, que han dejado a los hoy pensionados y jubilados en el desamparo, sin la posibilidad de tener su patrimonio asegurado para sus familias, pues en algunos casos, han heredado las deudas impagables ante el Instituto.

Se trata de personas de la tercera edad de las colonias Nogalar, Valle de Parras y Quintas del Valle que, a través de créditos en el Infonavit cuyas aportaciones les fueron descontadas en sus trabajos, han enfrentado el viacrucis burocrático y la indiferencia de casi cinco administraciones federales.

Y es que el Infonavit vendió las casas sin tener dominio pleno del terreno donde se construyeron, ya que es y hasta la fecha sigue siendo propiedad de un particular, fraude que queda en evidenciada ya que no existe registro de venta en el Registro Público de la Propiedad.

Hay registro de pensionados con un historial de más de 24 años pagando, pero en el Instituto sólo les aparecen pagos por 15 o 16 años. El argumento que dieron es que ese dinero se iba de 1994 al año 2000 por correos de México y desaparecieron en el camino, es decir, nunca llegaron al Infonavit.

Los acreditados tienen los comprobantes de que todos esos años se hicieron los pagos, pero el Infonavit no tiene registro de dónde quedó ese dinero. ¿Cómo es posible que se envíen por correo recursos y simplemente desaparezcan? Obviamente nunca se enviaron.

Por que no le dan una revisada a quienes estaban al frente en ese momento de la dependencia tanto a nivel delegación como a nivel federal. Claro que hay responsables de este fraude y robo a cientos de familias, pero nadie quiere indagar.

Por eso el caso está hoy en la impunidad, no hay responsables ni mucho menos sanciones. Los funcionarios de la cuarta transformación hablan de que esto ocurrió en otras administraciones, pero mientras tanto le cargan la culpa a los propios afectados, quienes siguen padeciendo el viacrucis burocrático y la indiferencia de la autoridad por resolver el problema.

¿Qué pasa hoy? El Infonavit no quiere hacerse responsable y el Poder Judicial detuvo los juicios de las demandas presentadas por los recortes presupuestales y la dichosa austeridad. Han muerto 6 personas en estas condiciones sin poder obtener las escrituras de su patrimonio y si esto no se resuelve, poco a poco sumarán muchas más.

Comentarios

Anterior Importan más las vidas
This is the most recent story.