in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

Con el auspicio del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) se desarrollará este martes un panel denominado “Perspectivas de la Industria del Carbón en Coahuila”, con la participación de especialistas en temas ambientales, economistas y productores.

El panel por las condiciones sanitarias se llevará a través de una plataforma digital y tendrá cuatro bloques principales, el primero –a cargo del Doctor Alejandro Dávila Flores– “Escenario del retiro anticipado de las carboeléctricas y su efecto en la economía”.

Otra investigadora del CISE de la Autónoma de Coahuila, Miriam Valdés, presentará las “Alternativas de transformación económica para la región Carbonífera”.

Funcionarios estatales, investigadores y productores de carbón tendrán un dialogo sobre las perspectivas de futuro para la región, y finalmente Luli Pesqueira de WWF México hablará de oportunidades de transformación.

Oportuno sin duda el panel cuando la región Carbonífera vive un momento singular en que se suman diversas circunstancias que no hacen más que generar confusión e incertidumbre.

Por una parte se viene elaborando desde hace varios meses, bajo la coordinación de la UA de C y el Clúster de Energía Coahuila, que preside el ex gobernador Rogelio Montemayor Seguy, la investigación que sustentará la propuesta de rescate y diversificación económica de la región, que en resumen busca terminar con la dependencia de la minería del carbón.

Pero sin embargo los contratos que adjudicó la CFE el año pasado a pequeños y medianos productores, y los que asignó este año por varios millones a la familia Flores Guerra, vuelven a genera dinamismo económico que detona un optimismo local, sustentado principalmente en la derrama inmediata pero que no dimensiona los riesgos de seguridad en las minas, el impacto ambiental y los compromisos internacionales que se tienen que cumplir en la materia.

Sumado a ello, la percepción de que la eventual reforma a la industria eléctrica vendría a extender la viabilidad temporal de las termoeléctricas y fortalecer su operación, genera que muchos se inclinen por seguir apostando a la extracción del carbón, una industria que ha enriquecido a unos cuantos y enlutado a cientos.

Será entonces interesante ver lo que se exponga en este panel, que por los actores involucrados se anticipa irá más orientado a la reconversión que a la permanencia de la minería del carbón.

Y a propósito de esta actividad económica, ante la inquietud que ha surgido en los productores sobre la conclusión de los contratos con la CFE y la adjudicación de nuevos, a este ÍNDICE ha llegado información por parte de funcionarios que la tienen de primera mano, pues participan directamente en la toma de decisiones.

Para quienes se dicen preocupados porque recibieron anticipos y no suministraron carbón, o incumplieron con los pedidos a los que se comprometieron, nos afirman que tienen razón en estar preocupados, esos casos ya están en el área jurídica que emplazará para el reembolso de los anticipos, y ejercerá las fianzas para quienes incumplieron.

Y en cuanto a los contratos para el año próximo, nos dicen que sí habrá, y lo más seguro que por adjudicación directa. Se confirmó, explican, que en el modelo que se ensayó el año pasado, hubo quienes recibieron contratos por su rango de pequeño o mediano productor, pero no pusieron a trabajar las minas y le compraron el carbón a los grandes que habían quedado fuera de los pedidos.

Lo que se había anticipado, el coyotaje a la inversa. Entonces aseguran que en esta ocasión se harán pedidos únicamente a los que se comprobó que tenían las minas trabajando.

Habrá que estar atentos, estos asuntos siempre son muy manoseados por la cantidad de recursos que involucran.

–o–

Aunque los ganaderos, que dirige en la entidad Joaquín Arizpe Dávila, nada han manifestado al respecto aún, entre los agentes aduanales de Piedras Negras hay inquietud porque el gobierno de Estados Unidos ha planteado que a partir de diciembre se cancelarán las importaciones de ganado por Eagle Pass.

De acuerdo a lo que ha trascendido la disposición sería que todo el ganado que se exporte por Coahuila entre por la aduana de Del Río, lo cual además de las complicaciones logísticas para los ganaderos, impacta en la economía de las agencias aduanales.

Las estadísticas más recientes indican que cada año se exportan en promedio 60 mil cabezas de ganado por Piedras Negras y 30 mil por Acuña, y ahora el Departamento de Agricultura de Estados Unidos pretende concentrar su área de inspección en Del Río.

También a este nuevo flanco que se abre conviene estar atentos.

edelapena@infonor.com.mx

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

El miércoles llegaría el Huracán Pamela a La Laguna

Recomiendan tercera dosis de vacuna antiCovid a grupos vulnerables