in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

Cual habíamos anticipado, este jueves se dio la instalación formal de la nueva zona militar y asumió la comandancia el General José Fausto Torres Sánchez, en una ceremonia a la que acudieron el comandante de la XI Región Militar, General Norberto Cortés y el gobernador Miguel Ángel Riquelme.

En Piedras Negras el gobernador tuvo agenda a lo largo del día, en la Plaza de las Culturas acompañó a Claudio Bres Garza en la presentación del nuevo plan rector de Desarrollo Urbano.

A lo largo de la gira fue notoria la cordialidad entre el gobernador y el alcalde, quienes pese a pertenecer –ahora– a partidos diferentes, han mantenido en el último trienio una relación fluida y de estrecha coordinación, no únicamente para los temas locales y de estricto índole municipal, Bres también le aportó a Riquelme operación para tender puentes con otros actores y grupos.

Los eventos de ayer, sumados a la presencia de Claudio el martes en el informe del gobernador, avivaron las versiones de que en el corto plazo, toda vez que concluye su encargo en menos de 30 días, pudiera incorporarse a una responsabilidad estatal.

Conociendo la destreza con la que opera en política el gobernador, nadie debe darse por sorprendido si Bres Garza deja –o al menos se aleja de– la aventura de Morena.

No olvidemos que su incorporación al hoy partido oficial y movimiento de la 4T fue meramente circunstancial.

Confrontado con quienes detentaban el poder en Coahuila en 2017, durante la competencia de ese año por la gubernatura Claudio se sumó a la aspiración de Javier Guerrero García, como candidato independiente.

En los meses siguientes a la elección, en el proceso de reconstrucción que llevó Miguel Riquelme hubo acercamientos con Bres, quien incluso acudió el primero de diciembre de 2017 entusiasmado a la toma de protesta, y con la convicción de que se le abrirían espacios nuevamente en el PRI.

Claudio quería ser una vez más diputado federal, pero en México Rubén Moreira vetó su candidatura y lo arrojó a la oposición, pero no a Morena sino al PAN, que fue la primera puerta que tocó Bres, y sin embargo ahí se le atravesó Evaristo Lenin Pérez, que entonces calculaba que el futuro estaba con Acción Nacional, y se quedó con la candidatura, ganó la diputación, y ya en funciones se fue al abordaje con la 4T.

Y no fue su amigo Javier Guerrero quien acercó a Claudio con Morena; la entonces dirigente nacional Yeidckol Polevnsky le encargó a Armando Guadiana Tijerina le ayudara a

conseguir candidatos competitivos en los municipios, y fue el ahora senador quien llevó a Bres como opción para competir, por tercera ocasión, por la alcaldía.

En febrero del 2018, en los tendidos de la Monumental Monterrey, en una corrida nocturna en la que alternaban El Juli y Joselito Adame, Bres se amarró con Morena.

La historia reciente la tenemos más presente, este año otra vez Lenin se le atravesó a Claudio, y promovió la candidatura por el PT de Carlos Jacobo Rodríguez a la alcaldía, con lo que Bres perdió la reelección y la plaza nigropetense regresó al PRI.

Seguramente Bres Garza estará haciendo cálculos. Tiene relaciones, presencia y empaque para convertirse en una carta prominente de Morena en la entidad, pero también está visto que ese partido busca perfiles por completo ajenos al suyo, apuestan a la improvisación, el bajito nivel, quieren marrulleros de callejón, no les interesan los operadores con tacto y experiencia.

¿Tendría realmente futuro allá?, ¿hay caso en seguir en esa aventura o llegó el momento de regresar al redil?.

Y si regresa, ¿a dónde?.

–o–

Hubo ajustes en la estructura estatal del Partido Verde, Claudia Rodríguez asumió como Secretaria General, además de que se le designó como delegada para la asamblea nacional, y al nigropetense Raúl Tamez Robledo, uno de los cuadros más serios y rescatables de ese partido, se le designó como Secretario de Organización.

Rodríguez y Tamez tendrán que jugar con mucha habilidad, pues representan a una fracción más sensata de los verdes, que no están en la inercia acomodaticia de su dirigencia nacional que hoy los tiene al lado de la cuarta transformación.

–o–

Siguiendo con más temas fronterizos, ahora que la administración de Joe Biden reimplementó el programa “Quédate en México”, y que el gobierno de México dijo “sí señor, lo que usted ordene, en estados como el nuestro surge la duda de dónde saldrán los recursos para dar asistencia y servicios a los migrantes que en espera de una audiencia para tramitar asilo al vecino país, se queden a radicar aquí temporalmente.

México accedió a no deportar a sus países de origen a quienes tengan una cita ante un juez para presentar una solicitud de asilo, y Estados Unidos se comprometió a no tardarse más de seis meses en resolverles, y a vacunar a todos los que estén en esa situación. ¿Dónde se van a quedar?, ¡en nuestras ciudades fronterizas, ¿dónde más?!.

Otra carga para estados y municipios, pues la federación, al estilo, pronto se desentenderá.

[email protected]

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Capacítate con el Curso en Línea “CORE TOOLS”

Alianzas