in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

La reacción del titular del Centro SCT en Coahuila tras la tragedia que el domingo cobró cinco vidas, en Los Chorros, es patética, clara muestra de que no hay sensibilidad, oficio, ni mucho menos capacidad profesional.

Juan Pablo Martín del Campo lo primero que hizo fue deslindarse y señalar que la gestión de los recursos para la obra de rectificación del trazo debe hacerla Capufe, como concesionaria de ese tramo, aunque asegura que desde que llegó al cargo no ha dejado de preguntar de “cómo van”.

Pero según el funcionario, en lo que Banobras le aporta recursos a Capufe, en la SCT tienen un programa con el que están implementando operativos preventivos, programas que a todas luces es un fracaso, y que hasta parece burla, pues se llama “Cero Accidentes”.

Institucional, faltaba más, el subdirector de transporte de la dependencia, Ener Vasconcelos, sigue la línea que meses atrás marcó Reyes Flores: los accidentes son culpa de los traileros, y asegura que un gran porcentaje de ellos conduce bajo los influjos del alcohol o las drogas. Nada más le faltó precisar cuántas licencias han cancelado por ese motivo, ¿o de qué les sirve saber que andan drogados?.

La tragedia del domingo, además de confirmar las fallas en el trazo, habla de errores en la actuación de la llamada división caminos de la Guardia Nacional, es claro que faltó abanderamiento del primer accidente que provocó el cierre de la carretera.

El primer accidente, sin víctimas fatales, ocurrió más de una hora antes, de hecho la carretera se cerró cuando ya hacía ahí maniobras una grúa. Capufe y la Guardia Nacional tendrían que haber puesto unidades en los entronques a Los Lirios y San Antonio, así como en las casetas de Huachichil y Puerto México, para desviar en lo posible el tráfico y que no se hiciera un “tapón” en el tunel.

La verdad es que cuando ocurren los accidentes tienen una lenta capacidad de respuesta, cuando mucho alertan por twitter, como si los conductores fueran revisando las redes sociales en su trayecto. La tecnología hoy da para señalización y avisos oportunos, y si no la tienen que pongan patrullas, pero faltan voluntad y capacidad.

–o–

Si algo se le debe reconocer a Fernando de las Fuentes es su ingenio, su capacidad para encontrar respuestas y salidas singulares e inesperadas.

Ahora resulta que el desastre en su comparecencia fue calculado, para que los diputados de oposición descargaran en él toda su agresividad, y las del resto del gabinete fueran más tersas, sin sobresaltos.

Sería De Las Fuentes algo así como un gregario, ese ciclista que en las competencias internacionales va adelante del campeón cortándole el viento, es el que se lleva el desgaste y el otro la gloria. Tener un Secretario de Gobierno así, no tiene precio.

Pero en realidad si Fernando operara con los actores políticos como opera con algunos columnistas para que le soben el golpe, otro gallo cantaría.

–o–

De escándalo lo ocurrido el fin de semana en Torreón durante la final de un torneo de fútbol entre personal de dependencias municipales.

La competencia era entre los equipos de Salud y el de Tránsito y Vialidad, que llegaron perdiendo al medio tiempo, lo que no gustó al titular de la dependencia, Alejandro Gutiérrez Zamudio, quién bajó del graderío insultando a los rivales.

Tuvo que intervenir el alcalde Jorge Zermeño Infante para calmar a Gutiérrez y ordenar la suspensión del encuentro.

Todas las quejas que hubo en meses anteriores sobre abusos y hasta agresiones de agentes de Tránsito de Torreón a ciudadanos, quedan confirmadas con esta bochornosa escena que explica mucho del actuar de los oficiales, si su jefe no controla impulsos ni estando presente el alcalde, ellos se sienten libres de cualquier cosa cuando están sin supervisión.

–o–

De laguneros hablando, en Torreón le tundieron al diputado panista Rodolfo Walls por haber organizado su informe de gestión legislativa en Saltillo y no en su ciudad natal. Dicen que estaba en un dilema, hacerlo en casa, donde nadie lo quiere, o en la capital, donde nadie lo conoce, y optó por lo segundo, así aunque le hicieran el vacío cuando menos no se expuso a que alguien lo cuestionara por su pobre y desatinado papel.

–o–

Alfredo Paredes no disimula ni tantito el oportunismo para colgarse de la buena imagen de la administración estatal, y con unos ligeros cambios copia la frase que enmarcó la publicidad institucional del informe del gobernador, “Coahuila es fuerte y siempre lo será”.

En Monclova Paredes se promociona con “Siempre fuertes, siempre adelante”. La verdad es que anda buscando una sombra que lo cobije.

[email protected]

(Visited 5 times, 5 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Por el Mundial de Qatar 2022, cambian las reglas para el Clausura 2022

Por repunte de contagios, Francia cierra las discotecas y limita festejos decembrinos