in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

Cuando en semanas anteriores le preguntaron al alcalde electo José María Fraustro si invitaría a Oscar Pimentel González a continuar como director del Instituto Municipal de Planeación, respondió que mejor le preguntaran a Pimentel si le interesaría quedarse.

Pues sí le interesa, y se queda.

El alcalde en funciones Manolo Jiménez Salinas y su sucesor ya platicaron del tema, desde luego también Pimentel y ya se acordó que se mantendrá en el cargo, lo cual va además acorde con el marco jurídico del IMPLAN que contempla que su director puede ser ratificado para un segundo periodo.

Es una buena noticia para Saltillo pues esto permitirá retomar sin sobresaltos algunos de los proyectos que se venían impulsando desde el Instituto, entre ellos uno muy importante es el de las soluciones pluviales para el norte de la ciudad.

En ese caso ya se tienen visualizadas algunas de las obras, incluso hay recursos asignados, pero no se ha avanzado porque por parte de la federación hay trámites que no se liberan.

Exigieron por ejemplo un manifiesto de impacto ambiental, con todo y lo afectada que está ya esa zona por el desarrollo urbano que ha tenido Saltillo, pero ahora la burocracia federal no ha liberado el manifiesto.

Tal parece que es un problema de voluntades y de intereses políticos lo que mantiene entrampado un proyecto tan importante para la ciudad.

También Pimentel propondrá retomar el proyecto de la instalación de parquímetros digitales de alta tecnología, para sustituir los mecánicos que fueron retirados desde el año anterior en el centro de la ciudad, y que no se remplazaron pues la inversión se postergó ante los gastos que se debieron de afrontar por la contingencia sanitaria.

Reconoce el director del Implan como otro de los retos inmediatos para Saltillo el de la saturación vial, que pasa por lograr un mejor sistema de transporte urbano para conseguir que haya menos vehículos circulando.

Y algo que puede influir también en la movilidad es un proyecto que se delineó desde la época en que Pimentel fue alcalde, con la asesoría del Arquitecto Pedro Ramírez Vásquez, para el aprovechamiento de los “corazones de manzana” en el centro de la ciudad, esos espacios que están baldíos y en donde se pueden desarrollar complejos habitacionales y de servicios para frenar la dispersión.

No es sencillo, pues en muchos de los casos estas propiedades del primer cuadro de la ciudad están en litigios sucesorios, por lo que habría que diseñar desde los instrumentos jurídicos para librar estos escollo.

No hay duda, en una ciudad con el dinamismo que tiene Saltillo cada día se tienen mayores retos, de ahí la importancia de un organismo de planeación con visión y sensibilidad para impulsar soluciones.

–o–

Y a propósito de Saltillo y su dinamismo, el fin de semana el empresario hotelero Héctor Horacio Dávila planteó que el gran lastre que le resta competitividad a la capital es no contar con rutas aéreas comerciales que cubran esta plaza.

Señala Dávila Rodríguez, quien además es ex dirigente de la Canacintra, que una alternativa sería privatizar el aeropuerto Plan de Guadalupe, para que una empresa operadora con experiencia lo reactive.

No le falta razón al empresario, esta carencia le merma a Saltillo, sin embargo ya en el pasado se intentó seguir la ruta que propone, privatizarlo, y no hubo interés de las operadoras.

En el interinato de Jorge Torres López estuvieron aquí representantes de “Houston Airports”, un organismo público que opera los dos aeropuertos de Houston, Texas hicieron un análisis y no le vieron rentabilidad.

En aquéllos años el aeropuerto de Ramos Arizpe tenía un máximo de 120 operaciones diarias, para que nos demos una idea el Intercontinental de Houston tiene más de 700 diarias y el Hobby más de 370 diarias.

Hay desde luego otras operadoras, no es la de Houston la única, existen incluso algunas de capital nacional, como OMA que opera y administra trece aeropuertos, entre ellos el de Torreón.

–o–

Tan pronto quedó aprobada la reforma de paridad, en la que se contempla que si en 2023 Coahuila elige a un hombre como gobernador, en 2029 todos los partidos deberán postular mujer, y ya la diputada María Bárbara Cepeda inició la campaña.

Llamó la atención verla el sábado en algunos cruceros del bulevar Carranza deseando feliz Navidad a los automovilistas.

Presencia permanente, para que luego no digan que los diputados se encierran en el Congreso y se alejan de los ciudadanos después de que fueron electos.

[email protected]

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Issa Vegas presume su retaguardia como vaquerita

‘La consulta sí se llevará a cabo’, asegura AMLO sobre revocación de mandato