in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

En la elección municipal del domingo Morena obtuvo en Coahuila poco más de 406 mil 800 votos; si se le suman los de sus partidos aliados, incluyendo a la UDC, llega a más de 485 mil, que si se comparan con los más de 609 mil que obtuvo López Obrador en la entidad en 2018, o los 493 mil que hubo a favor de Armando Guadiana y Eva Galaz en ese mismo año en que eran candidatos al Senado, son desde luego menos y no falta quien piense que hubo un retroceso.

Pero sería más correcto compararlos con los que en 2018 tuvieron los candidatos de Morena a las alcaldías, que fueron 266 mil 600, y entonces veremos que sí estamos ante un crecimiento importante.

No hubo en esta ocasión mejores perfiles que hace tres años, entonces la explicación en el crecimiento de su votación –que sin embargo no les fue suficiente más que para ganar ocho alcaldías– está en la estructura que han construido a partir de los programas del bienestar.

Tribus y gavillas del partido del presidente están conscientes que hoy las siglas de su movimiento son más cotizadas y por eso están en pie de guerra, todos quieren ese pastel, y lo quieren completo.

A las declaraciones que ayer comentamos de Mario Dávila Longoria y Juan Pablo Rodríguez, se sumaron ahora militantes de Morena en Torreón, encabezados por Gerardo Orozco Galindo, quienes además de denunciar que los desplazaron en la asignación de regidurías plurinominales, cuestionan el anticipado destape de Luis Fernando Salazar como candidato a la gubernatura en 2023.

Y cómo no van a estar enojados si de las cinco posiciones que les tocan en el Cabildo de Torreón, una fue para Javier Gómez Ledezma, quien es actualmente regidor en funciones pero la vez anterior llegó con las siglas del PAN, partido en el que militó por muchos años y donde se le identificó siempre como movilizador electoral.

Otra es para Zazil Pacheco Pérez, sin más mérito que ser la esposa del delegado Tanech Sánchez Ángeles, y que dejó un cargo que tenía en el Estado de México para poder ser candidata acá.

También ha salido a hacer declaraciones Miroslava Sánchez quien reclama que en la renovación de la dirigencia estatal se tome en cuenta a las “auténticas representaciones populares y no a personas que vienen de otros partidos y que vienen a ver que se llevan”.

Malas noticias para Miroslava, Gerardo Orozco, Mario Dávila y Calo Rodríguez: no les van a hacer caso. Lo apuntabámos ayer, en este tipo de competencias las decisiones son

pragmáticas y lo que manda son los votos, obviamente se va a privilegiar a quienes han demostrado que tienen mejor capacidad para generarlos.

Así que los protagonistas principales en Morena serán en los próximos meses Luis Fernando Salazar, Claudio Bres, Evaristo Lenin Pérez y Armando Guadiana.

Incluso pronto podría haber designación de nuevo delegado de la Secretaría del Bienestar y que ahí llegue Luis Fernando, quien ya en su etapa de panista tuvo la representación de Sedesol y aprendió a construir estructuras en base a los padrones de beneficiarios.

La dirigencia de Morena en la entidad podría estar reservada para Bres Garza.

Y las decisiones y cambios no tardarán mucho, pues antes de la elección de 2023 hay otras dos estaciones prioritarias para la cuarta transformación.

Tan pronto como en cincuenta días, el primero de agosto, la vacilada de consulta que los de Morena dicen es para preguntar si se enjuicia a los ex presidentes, pero que en realidad planteará una pregunta genérica.

Y en poco más de nueve meses, el 21 de marzo del año próximo, la consulta para la revocación de mandato de López Obrador.

Ya veremos cómo cuidan los de Morena esos dos procesos y se siguen ejercitando para las elecciones venideras.

–o–

Estuvo el gobernador Miguel Riquelme en Piedras Negras y regresó con buenas noticias. El anuncio del grupo Copel de invertir este año para abrir otras catorce tiendas en Coahuila; y la inversión de 90 millones de dólares de la empresa Utility para crecer su capacidad de producción de cajas de trailer precisamente en Piedras, pasarán de fabricar 25 a 125 cajas diarias.

Y aunque para todos quedó claro que las fotos del gobernador postrado ante la Virgen de Guadalupe hablaban de una visita de agradecimiento, fue el alcalde electo de Saltillo José María Fraustro Siller quien reveló que la promesa de Riquelme fue visitar la Basílica si el PRI ganaba en Torreón y la capital.

La Morena, del Tepeyac, hizo el milagro y había que cumplir la manda.

[email protected]

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Recibe UAdeC los resultados del Examen de Admisión Virtual para el Ciclo Escolar Agosto-Diciembre de 2021

Detectan tres contagios de Covid-19 tras regreso a clases