in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

De último momento reaccionó el equipo del Senador Armando Guadiana, y tres horas antes de la marcada para la conferencia de prensa en que anunciaría el proyecto del tren suburbano avisaron que la cancelaban en razón de la veda dispuesta en la ley por la consulta del primero de agosto.

Al menos en esto sí marcó Guadiana la diferencia respecto a sus compañeros de bando, y aunque siempre le ha gustado jugar en el filo de la navaja por ahora actuó con prudencia para no incurrir en una flagrante falta legal.

En cuanto al famoso tren, aunque en muchos la posibilidad de que a mediano plazo se materialice el tan anunciado proyecto ha generado expectativas positivas, en otros círculos de plano se muestran escépticos.

“Mientras no diga el Presidente que ya se lo encargó al Ejército no vamos a creer que tienen la intención de hacerlo”, señalan empresarios en quienes la principal duda surgió cuando se dijo que sería concesionado a la iniciativa privada, algo inconcebible en esta administración.

–o—

Desde muy temprano llegaron este viernes más que reacciones réplicas al señalamiento que hicimos referente a que hay mayor resistencia en los maestros que en los padres de familia a regresar a clases presenciales en agosto.

“Los más deseos de regresar son las y los maestros, sus jornadas aumentaron, su cel estaba disponible las 24 horas ya que si un alumno o padre de familia tenía dudas a cualquier hora le marcaba. La Educación no se detuvo gracias a que ellas y ellos estuvieron siempre con la mejor actitud para sacar adelante este reto; el detalle para que se regrese de manera presencial es que cerca de 2200 escuelas de las 3600 fueron vandalizadas y se requiere en algunos casos reparación total, hubo escuelas que las robaron en 20 ocasiones las dejaron sin nada, primero fueron por los mini split, los cables de la luz, computadoras, pantallas, bombas de agua lo cual es esencial para el lavado de manos, los bancos, sillas material didáctico en fin…”, señala uno de los comentarios que recibimos.

También nos hicieron llegar fotos de escuelas en donde los ladrones se llevaron hasta las bases de las lamparas de iluminación, y de otra a la que en cinco ocasiones le robaron la bomba para extraer el agua del aljibe que alimenta el plantel. Se trata de una de las escuelas que estuvo contemplada para la fase 1 del plan piloto, que retornaba a modelo presencial el 17 de mayo, le repusieron la bomba el viernes 14 y para el sábado 15 se la habían vuelto a robar.

Maestros nos hacen ver que están sufriendo estrés laboral con el mecanismo a distancia y quieren regresar, pero las escuelas no están en condiciones. Se manifiestan también preocupados por los alumnos, pues saben que se han incrementado los casos de violencia en el hogar.

“El lugar que debería ser más seguro para los niños es la casa, y es donde se viven terribles historias”, afirman.

Nos mencionan también el caso de la escuela Lázaro Cárdenas, donde la directora y las maestras de educación especial decidieron regresar desde enero porque no sabían de 33 niños que no se conectaban a las clases en línea. “Se dieron a la tarea de ir a buscarlos casa por casa y abrirles la escuela (con todos los riesgos que implicaba ) para que no perdieran la oportunidad de continuar estudiando”. Este ejemplo, que seguramente no se trata del único, es encomiable y muestra de auténtica vocación y compromiso.

También por parte de la Sección Quinta del SNTE recibimos comentarios, hacen ver que el delegado del CEN Rafael González Sabido comisionó a integrantes del comité seccional para dar acompañamiento alas escuelas y estar en constante comunicación con la comunidad escolar para saber sus necesidades, inquietudes, sugerencias para facilitar el regreso a clases de manera presencial.

Con todos estos testimonios si algo queda en claro es que la bolita regresa a la cancha del Secretario Higinio González Calderón. Sabemos que es su periodo de vacaciones, pero al regreso le espera chamba, vaya que sí.

–o—

Es el colmo lo que ocurrió la tarde del jueves en Monclova cuando personal de seguridad de Altos Hornos acudió a verificar reporte de un robo en un depósito externo de escoria, y encontraron a los ladrones escoltados por agentes de la Guardia Nacional, que según algunos vecinos les habían ayudado a cargar el camión en que transportaban lo robado.

Cuando llegaron los agentes de la Policía Investigadora, los federales alegaron seguir la consigna de “abrazos y no balazos” y que por eso andaban en esas compañías.

Según la Fiscalía los agentes investigadores en su informe ni siquiera mencionan la presencia de los federales. ¿A qué viene tanta protección?.

Escoria robando escoria. Las nuevas formas de canibalismo.

[email protected]

Comentarios

Escrito por Redacción

Designa Congreso Magistrado Supernumerario

Llega a México un millón de vacunas de Sinovac