in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

Pues ahora resulta que la omisión de la Policía Investigadora respecto a la presencia de agentes de la Guardia Nacional en el momento que se cometía un robo de escoria industrial en Monclova, fue una jugada de póker y no un acto de protección o complicidad.

Los elementos de la Guardia Nacional estaban junto con los ladrones que fueron sorprendidos en flagrancia por personal de seguridad de la empresa que los retuvieron ahí hasta que llegaron las policías Municipal e Investigadora, pero según el Fiscal Gerardo Márquez Guevara el hecho no fue consignado en el Informe Policial Homologado para no entorpecer la investigación y no alertarlos de una posible investigación en su contra.

Suena muy poco convincente el argumento, lo bueno es que la Fiscalía tiene la oportunidad de demostrar a todos los que presumen protección e impunidad que se equivocan, o nos equivocamos, pues se supone que a partir de la imputación directa que hicieron los dos ladrones detenidos, se ampliará la investigación.

Veremos si no se convierte en una de esas investigaciones que se prolongan, y se prolongan, y se prolongan hasta que se olvidan, como ha ocurrido en otros casos. Dos recientes y muy sonados, el incendio en La Pinalosa y el accidente minero en Rancherías.

Lo más interesante es que por parte de la Guardia Nacional no ha habido deslinde alguno, y a cinco días de los hechos el Mando Regional de la corporación en el Centro de Coahuila, Roberto González Ramos, no ha dado la cara.

–o—

Orgulloso de su origen Jaime Martínez Veloz, aunque radica fuera de la entidad desde hace más de 25 años, donó esta semana libros de su autoría para enriquecer el acervo de la Biblioteca del Congreso del Estado.

Son libros que recogen análisis y experiencias que ha tenido Martínez Veloz en su trayectoria como dirigente estudiantil, funcionario universitario, servidor público y representante popular, y los dona con el interés de que puedan ser consultados y sean útiles a quienes realizan trabajos académicos y de investigación.

El propósito es bueno y el gesto encomiable, ojalá que los libros sean conservados en buen estado y no corran la misma suerte que los documentos que se tienen en custodia en el archivo Legislativo, que además de mal organizados acusan un serio deterioro.

En marzo que el Legislativo recibió a la Asociación Estatal de Archivistas, el Presidente del Congreso Eduardo Olmos Castro anunció un proyecto para la digitalización

del archivo, es importante que se den prisa en concretarlo y evitar que se sigan perdiendo documentos que son parte importante de la memoria histórica de Coahuila.

–o—

Causó consternación en círculos periodísticos y políticos la repentina muerte del comunicador Jorge Hernández Guerra, quien la noche del lunes murió a consecuencia de un infarto en su domicilio en Torreón.

Jorge Hernández fue responsable de Comunicación Social en el Ayuntamiento de Torreón en las administraciones de José Ángel Pérez, y años después en la de Miguel Ángel Riquelme. También fue responsable de comunicación estatal para la región Lagunera en una etapa del gobiernos de Rubén Moreira.

Hernández Guerra ha sido sin duda uno de los funcionarios de comunicación gubernamental más serios y profesionales. Además destacó por la minuciosidad y acierto en sus análisis.

Una pérdida lamentable. Descanse en paz.

[email protected]

Comentarios

Escrito por Redacción

Propone Iván Gurrola uso de certificado médico de vacunación

Anuncia Whirlpool histórica inversión en Ramos Arizpe por más de 120 millones de dólares