in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

Vaya caso el que se presenta en Monclova –¿dónde más?– con lo ocurrido en la secundaria número 2 donde la directora convocó a una junta con padres de familia para explicarles cómo se incorporarán, cuando les corresponda, al modelo híbrido, pero a partir de dicha reunión la situación del plantel ha dado un giro dramático con la muerte de un intendente.

Para la junta con los padres de familia la directora siguiendo el protocolo ordenó un filtro sanitario, y puso a cargo al intendente pese a que este se quejaba por presentar dolor de cabeza y otros malestares. El hombre cumplió con tomar la temperatura a cada uno de los asistentes, pero tal parece que nadie le tomó la suya y no se percataron que estaba tan enfermo que a los pocos días murió.

La inquietud que hay entre los compañeros del intendente ante la posibilidad de haberse contagiado, al igual que todos los asistentes a la junta, no es el único tema que deben resolver el secretario de Educación Higinio González y el de Salud Roberto Bernal, quienes deben definir también si corresponde una sanción a la directora de la secundaria por la negligencia de ignorar los síntomas del empleado, tan reales que le costaron la vida.

Aún más, ambas instancias deben definir un protocolo claro y certero para las instituciones educativas ante casos similares a futuro, un tema harto complejo pues debe además cerrar la puerta a abusos y trampas.

En otras entidades han implementado pruebas de antígeno como un recurso rápido para detectar posibles casos de contagio en planteles educativos, quizá esta puede ser la ruta a seguir, con el inconveniente que no son del todo confiables, además del costo que representan.

–o–

Y en más de la contingencia sanitaria, mientras el delegado federal Reyes Flores Hurtado sigue haciendo malabares para tratar de arreglar el entuerto que generó con las jornadas de vacunación en Saltillo, nadie presta atención a víctimas colaterales del desorden que se presentó esta y la anterior semana.

Resulta que a diferencia de como se dio el proceso con otros grupos de edad, para la población de Arteaga que está entre 18 y 29 años de edad no hubo una jornada en específico, se les convocó junto con los de Saltillo, incluso a los de comunidades rurales.

Hubo a quienes de acuerdo con la inicial de su primer apellido les correspondía vacunarse el martes 24 de agosto, el día del zafarrancho en Ciudad Universitaria, y desde luego no consiguieron se les aplicara el biológico, lo volvieron a intentar el lunes y martes de esta semana, también sin éxito, y ahora quedaron en la categoría de “rezagados”, para los que no hay una fecha prevista.

Son habitantes de ejidos enclavados en la Sierra de Arteaga, que tuvieron que faltar tres días a su trabajo, le invirtieron al traslado y aún no son vacunados.

¿Qué llevó a Reyes Flores a cambiar la estrategia con Arteaga cuando había funcionado bien el llevar las vacunas a los ejidos?, nadie se lo explica el caso es que vino a complicar las cosas justo cuando en algunas comunidades hay brotes de contagio en niveles preocupantes.

–o–

En otros temas, en Torreón sembraron la versión de que Javier Díaz González dejará la Administración Fiscal General para incorporarse en el equipo de José María Fraustro Siller como tesorero municipal para la siguiente administración en Saltillo.

Javier Díaz tiene los atributos para el cargo, pues además de su capacidad ha acumulado experiencia en su responsabilidad actual; tiene una buena relación personal con Fraustro Siller, a partir de que coincidieron como diputados en la Legislatura en que el alcalde electo presidió la Junta de Gobierno; y cumple también con un requisito que históricamente se ha pedido a los tesoreros en Saltillo, aceptación y buenos contactos en las cúpulas de la IP.

Con todo y ello no se puede perder de vista que Javier Díaz se ha consolidado en estos años como uno de los funcionarios más cercanos al gobernador Miguel Riquelme, al grado de que no únicamente lleva la cuestión recaudatoria, sino que también le delegan la operación de los egresos para proyectos específicos que ordena directamente el mandatario estatal.

No se ve sencillo que el gobernador vaya a dejar ir a Díaz, que es también un enlace eficiente con los dueños del capital en Saltillo.

Lo que más llama la atención es que la versión venga de Torreón. ¿A poco alguien de allá promovió la idea para ver si pega, saca a Javier Díaz de la estructura estatal y recupera espacios de poder que se le acotaron conforme creció la influencia del Administrador Fiscal en el ánimo del gobernador?.

[email protected]

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Salud, educación, seguridad y presupuesto en agenda del Segundo Periodo Ordinario del Congreso local

Inicia Congreso de Coahuila Segundo Periodo Ordinario, continúa trabajos Mesa Directiva conformada por mujeres