Ingrid Coronado disfruta de un atardecer en diminuto bikini


La conductora de televisión, Ingrid Coronado, cautivó a su público en Instagram al compartir una fotografía de ella donde se le ve lucir su figura en bikini.

En las instantáneas, la mujer de 45 años posa en el mar luciendo el traje de baño que se compone de dos piezas. En una se le ve disfrutando de la puesta de sol mientras realiza una pose de gimnasia sobre la arena.

La belleza de Coronado no tardó en ser banco de elogios por parte de sus fans quienes alaban el encanto y gracia que la caracterizan.

View this post on Instagram

Cuando en la vida nos han lastimado, tendemos a cerrar nuestro corazón por miedo a que nos hieran. Pero al cerrar el corazón evitamos que también las experiencias de amor lleguen a nuestra vida. Por lo tanto, les recomiendo este ritual que ayuda a sanar heridas y a confiar en que todo pasa por algo, y que la vida está llena de amor y está esperando a que nos abramos para recibir. Escribí lo siguiente para darte una idea, pero tú puedes escribir lo que deseas para ti. Te sugiero lo hagas en papel y pluma o lápiz. Y luego lo quemes y sientas cómo el fuego se lleva todo lo que ya no necesitas. Puedes entregar las cenizas al mar, o al pie de un árbol o planta, para que te ayude a transformar lo que deseas. Entrego a Dios, al universo, al todopoderoso, a la fuerza de la vida; todo lo que me duele y me enoja. Todo el odio, ira y rencor que siento cuando las personas no se comportan como quiero. Mis frustraciones, preocupaciones, inseguridades e impaciencias xq las cosas no son como yo quisiera. Limpio mi deseo de venganza, ansiedad y depresión, y lo transformo para mi mas alto bien. Perdono a quienes me hicieron daño y me perdono por haberme puesto en ese lugar. Veo todo lo bueno que esas experiencias dolorosas me dejaron. Todo el aprendizaje y la sabiduría que hay en mí. Entiendo que las puertas que se cerraron no comulgaban con mis sueños y las personas que se fueron no coincidían con mi corazón. Puedo ver todo el amor que hay en cada una de mis experiencias. Doy por pagado cualquier karma que pudiera tener, y quedan saldadas mis deudas. Dejo ir todo lo que ya no me sirve. Y borro cualquier creencia que atraiga a personas o situaciones que ya no son necesarias en mi vida. La incapacidad de amar, desconfianza, intolerancia, miedo al compromiso, miseria, superficialidad y materialismo ya no son parte de mi energía. Dejo ir la competencia, celos, envidia y sensación de injusticia. Concluyo el pasado y me abro al presente. Abrazo mi aprendizaje y me abro a una nueva vida llena de amor, paz, tranquilidad y salud. Atraigo: seguridad, abundancia y prosperidad Gracias, Gracias, Gracias

A post shared by ?????? ???????? (@ingridcoronadomx) on

Comentarios

Anterior Depresión sonriente, el nuevo mal de los mexicanos
Siguiente ¿Es mucho pedir?