Investigan a exgobernador de Nuevo León por desviar 3,500 mdp


Rodrigo Medina de la Cruz, quien fuera gobernador de Nuevo León entre 2009 y 2015, es uno de los cuatro exmandatarios que son investigados por el gobierno federal, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La UIF, que dirige Santiago Nieto Castillo, presentó la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que se dé seguimiento a las pesquisas por una presunta triangulación de recursos públicos durante su administración por 3 mil 500 millones de pesos a empresas vinculadas con familiares, para la adquisición de inmuebles en Estados Unidos, según versiones publicadas en diversos medios este fin de semana.

Las indagatorias se suman a las anunciadas por el titular de esta unidad el viernes pasado en la conferencia matutina de Palacio Nacional, donde confirmó que cuatro exmandatarios serían acusados ante la Fiscalía.

Además del político emanado del PRI, el gobierno mexicano estaría investigando también a ocho personas más relacionadas con el caso, entre ellos su padre, Humberto Medina Ainslie, y a su hermano, Alejandro Medina.

Entre los señalados también se encuentra Francisco Cienfuegos, vocero de su gobierno y hoy diputado local, así como el empresario Gustavo Cavazos.

Durante la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, Nieto Castillo explicó que los actos de corrupción son generados en ocasiones por jefes de departamento, subdirectores, mientras que algunas personas terminan firmando los documentos, “pero hay una gente atrás, que se convierte en el beneficiario final”.

“Generalmente fueron los secretarios de Estado, fueron subsecretarios, gente vinculada con el ejercicio del poder que termina recibiendo. Hay casos de gobernadores que tenemos ya denunciados, de varios exgobernadores de varias entidades federativas, que son los que reciben los beneficios de los actos de corrupción”, refirió.

Sin embargo, “se trata de temas todavía en proceso de investigación y no sabes si hay una responsabilidad o no”, explicó Santiago Nieto.

En noviembre pasado el titular de la UIF ya había adelantado la indagatoria que realiza la administración de Andrés Manuel López Obrador, también en contra de delegados estatales, por su presunta responsabilidad en el uso de los programas sociales con otros fines.

El senador emecista por Nuevo León, Samuel García, se sumó a las críticas en contra del exgobernador Rodrigo Medina y recordó que desde hace tres años se presentaron denuncias en contra del priista, “pero el gobierno de (Enrique) Peña Nieto no hizo caso”.

“Hoy, sin el cobijo presidencial, la UIF lo investiga”, escribió a través de sus redes sociales el legislador de Movimiento Ciudadano.

Además, añadió que en 2016 su partido presentó una denuncia en contra del también exgobernador de Nuevo León, Natividad González Parás, por la malversación de 14 mil millones de pesos.

Los señalamientos en contra de Rodrigo Medina comenzaron en 2015, por haber estado relacionado con incentivos fuera de la ley para la automotriz KIA, por 3 mil 683 millones de pesos.

Además, se le imputan una docena irregularidades detectadas con el operativo llamado ‘Operación Tornado’, dedicado a indagar supuestos casos de abuso de poder en la administración del priista y cuyo daño sumaría cerca de 9 mil millones de pesos.

En agosto de 2018, finalmente un juez decidió no vincular a proceso al exgobernador, quien estaba señalado de los delitos de peculado y contra el patrimonio de la entidad.

Comentarios

Anterior De enero a noviembre, se registraron 191 ataques contra el Ejército
Siguiente IMSS e ISSSTE preparan guardias para fin de año