in , , ,

Joven inventa el ‘Yayagram’ para que su abuelita se pueda comunicar

En estos tiempos de sana distancia tan complicados que vivimos, buscamos cualquier cosa para sentir que estamos cerca de nuestros seres queridos. Muchos le saben de arriba a abajo a las apps de mensajería instantánea y a las redes sociales pero, ¿qué pasa con aquellos que les cuesta trabajo usarlas? Bueno, pues hay personas que piensan en esa clase de situaciones, como un hombre que inventó un dispositivo con la única intención de platicar con su abuelita.

Resulta que un ingeniero llamado Manuel Lucio se dio cuenta durante todos estos meses de encierro de las complicaciones a las que se enfrenta su abuela, doña Felisa Romano de 96 años. A la señora originaria de Burgos, en España, le cuesta mucho trabajo utilizar un teléfono celular moderrno, pues la artrosis le impide manejarlo y sus problemas de oído la incomodan a la hora de hablar. Es por eso que a su nieto se le ocurrió una forma menos complicada para que pudiera hablar con sus familiares.

Este hombre creó el ‘Yayagram’
De acuerdo con El País, Manuel notó que su abuelita –a quien llaman Yaya de cariño– batallaba a la hora de conectar videollamadas o teclear mensajes instantáneos, así que decidió hacerle la vida más fácil inventando un aparato llamado Yayagram. Y estamos seguros que si lo patentara sería un éxito a nivel mundial, pues muchas personas mayores lo comprarían porque con él pueden mandar y enviar mensajes sin tantos rollos.

Este dispositivo funciona de manera sencilla. El sistema cuenta con un botón que la señora debe presionar un botón para comenzar a grabar su voz, y después, como en los antiguos telégrafos, tiene que seleccionar con quién quiere platicar. Entonces graba su mensaje y este se envía como un audio normal, y llega a la aplicación de mensajería Telegram que tienen descargada sus familiares, ingenioso, ¿no? Pero lo más interesante viene a la hora de las respuestas.

Para contestarle a la abuelita, sus nietos e hijos pueden teclear con normalidad en sus teléfonos y enviar su respuesta. Sin embargo, en lugar de recibir esos mensajes en un celular, Yaya puede leer todo físicamente y en letra grande, gracias a una pequeña impresora –como las que usan en los supermercados para imprimir los tickets–. De esta manera, ella tiene chance de checar tranquilamente todo lo que su familia quiere decirle.

Está buscando mejorar este dispositivo
Manuel pensó en todo a la hora de crear el Yayagram, pues el hombre mencionó que el dispositivo funciona con WiFi y se conecta a la red eléctrica como cualquier electrodoméstico. Además, tiene asas para doña Felipa pueda llevárselo a cualquier lado si decide viajar. Y a pesar de que Yaya no entiende muy bien cómo funciona su aparto, está muy contenta porque ahora puede platicar a distancia y sin problemas con sus seres queridos.

El nieto mencionó que construir este sistema le costó tan solo unos 76 euros –algo así como 1815 pesitos mexicanos–, aunque ni todo el dinero del mundo pueden con la felicidad que le da ver a su abuelita utilizándolo. Por ahora, Manuel está buscando la forma de darle una mejor presentación a su invento y en una de esas lanzarlo al merado, pero por el momento está contento de saber que su conocimiento y talento rindieron frutos.

Escrito por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A partir de esta fecha Oxxo ya no recibirá depósitos de Citibanamex

Abogada reclama que Emma Coronel pasa 22 horas del día en su celda