La debilidad de Alan Parker por la música de sus filmes


Por: Blanca Hernández

El director de cine Alan Parker, quien falleció el pasado viernes a los 76 años, siempre mostró una debilidad por la música que se vio reflejada en sus filmes.

En 1980 dirigió Fama, que muestra la vida de ocho estudiantes a través de sus años en la Escuela Superior de Artes Escénicas de la ciudad de Nueva York. Este fue un filme muy taquillero, que dio origen a la serie televisiva.

Dos años después, en 1982, y con un guion de Roger Waters, bajista de Pink Floyd, se lanzó a la realización de The Wall, una película con tintes de videoclip animado con la música del grupo de rock progresivo.

En 1991, The Commitments, contó la historia de un grupo de músicos de soul en las calles de Dublín.

Luego dirigió a la reina del pop Madonna, en su interpretación de Eva Perón, en la adaptación de Evita la obra musical de Andrew Lloyd Webber. En esa cinta de 1996 Antonio Banderas personificó a Ernesto Che Guevara.

Además, Parker dirigió otros clásicos del cine, como Bugsy Malone, una parodia de las primeras películas de gángsters y de los musicales americanos y El expreso de medianoche, donde Oliver Stone fue el guionista. Sus películas ganaron 19 premios BAFTA, diez Globos de Oro y diez Oscar. Él fue dos veces nominado por la Academia a mejor director.

Comentarios

Anterior Notifican en Durango 85 casos y 2 defunciones por Covid-19
Siguiente Comienza evacuación masiva en California por incendios