La (i) lógica de AMLO


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

En el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador la economía no creció, lo único que aumentó fue la violencia, los homicidios y la incertidumbre de los empresarios ante la cancelación de proyectos como en el Aeropuerto en Texcoco y las consultas a mano alzada o votaciones sin rigor para detener inversiones a lo largo y ancho del país.

Sin crisis mundial, ni pandemia en ese entonces, sólo como resultado de las decisiones del Gobierno Federal  la economía disminuyó a una tasa de (-) 0.1 por ciento en comparación con el 2018, registrándose así la primera contracción económica en un año desde 2009, cuando el PIB cayó (-) 5.0 por ciento. En ese entonces sí como consecuencia de la crisis mundial sumada a la pandemia de la influenza H1N1.

Aunque ahora se hable de amor, alegría y riqueza espiritual lo cierto es que el Producto Interno Bruto es un elemento fundamental para lograr una disminución de la pobreza. El PIB la capacidad de la economía para generar empleos y dar mayores ingresos a las familias. Así que si en 2019 el PIB fue a la baja disminuyó la capacidad de generar riqueza aumentando así la pobreza.

En 2020 el panorama se ha agravado como consecuencia de la crisis del Covid19, tan sólo en abril se perdieron 555 mil 247 empleos, de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).La disminución del empleo es la mayor pérdida en un mes desde que hay registro, de acuerdo con el semáforo económico de México, ¿cómo vamos?

#VideoblogEn el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador la economía no creció, lo único que aumentó fue…

Posted by Luis Guillermo Digital on Thursday, May 21, 2020

De acuerdo a este semáforo en el acumulado enero – abril, la generación de empleo formal (-493 mil 746) es la más baja en la historia. En este escenario Andrés Manuel López Obrador se va contra los empresarios, los tacha de mafia de poder, aunque su empresario modelo Ricardo Salinas Pliego haya sido uno de los grandes beneficiarios del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, crítica las acciones sanitarias.

Este país se mueve gracias a los pequeños y medianos empresarios, son ellos los que necesitan un programa agresivo de recuperación que no se limite a un mejoralito de 25 mil pesos en un crédito que para muchos de ellos no alcanza ni para pagar la nómina.

En este escenario el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) advirtió que sin una intervención más contundente del gobierno federal para enfrentar la crisis provocada por la pandemia de Covid-19, este año se perderán alrededor de 812 mil 500 empleos.

La caída del PIB y el desempleo son consecuencia de la falta de inversiones. Pero bueno concedamos al presidente que ayudar a los empresarios es dar la mano a la mafia del poder y es una nueva versión del Fobrapoa (nada más lejos de la realidad) pero bueno…si no va a ayudar tampoco estorbe.

El famoso decreto de la Cenace de ir contra las empresas generadoras de energías limpias pone en riesgo millonarias inversiones. Tan sólo en Coahuila estarían en riesgo 10 proyectos con una inversión de  mil 500 millones de dólares.

Es cierto un juez ya concedió un amparo, pero las ocurrencias no salen muy caras y más en tiempos de Covid, cuando requerimos confianza y certidumbre, el presidente y varios integrantes de su gabinete hacen todo lo posible por espantar las inversiones que lo único que generarán será más pobreza en todo el país. Pobreza que por cierto no alcanzará a ningún integrante de su gabinete sólo a los ciudadanos, incluso a los que votaron por una cuarta transformación que hasta el momento ha dejado mucho que desear. 

@lharanda

Comentarios

Anterior Mueren dos personas por Covid-19 en Gómez Palacio
Siguiente Corazones que inspiran