La Juventus de CR7 no pudo con el Atlético de Madrid


Un gran Atlético de Madrid, agigantado ante un desafío enorme, anuló y devoró al Juventus en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, disparado hacia el duelo de vuelta en Turín por los goles de los uruguayos José María Giménez y Diego Godín para un sensacional 2-0.

Cristiano Ronaldo, derrotado, presumió en la casa del Atlético las cinco Champions League que tiene en su palmarés. El portugués les mostró su mano derecha a los asistentes del Wanda Metropolitano ante los insultos de los aficionados de los colchoneros.

El Atlético ganó con indiscutible merecimiento, no recibió ningún tanto en contra y llegará al Juventus Stadium con dos goles de ventaja. Un plan y un desenlace perfecto para un equipo que quiere la Liga de Campeones, que no entiende de favoritos, que fue capaz de dejar en prácticamente nada a un rival de tal talla y a Cristiano Ronaldo.

Y pese al VAR. De estreno en los octavos de final del torneo de los torneos, sin él la ventaja habría sido incluso mayor para el conjunto rojiblanco, frustrado por un tanto anulado a Álvaro Morata, concedido primero por el árbitro, antes de visionar de nuevo la jugada. Ni siquiera eso le hizo decaer. Luego logró los dos goles.

¿Hubo empujón sobre Chiellini en el remate? Sí ¿Fue con tanta fuerza como aparentó la caída del central turinés? Ahí reside la duda de un gol que sin VAR habría subido al marcador, que alimentó la polémica de un duelo que ya sin discusión era del Atlético, que insistió e insistió hasta que logró lo que tanto buscaba: el 1-0.

Siete minutos después, cuando una serie de rebotes después de un saque de esquina le quedaron al alcance de Giménez, que se lanzó con el alma para remachar el gol del Atlético, merecido sin duda, para desatar la fiesta en el Metropolitano, agrandada instantes después, cuando Godín, impecable todo el duelo, culminó la apoteosis: el 2-0.

Cada nuevo estadio necesita sus historias; momentos imborrables que transcienden el tiempo. En ello está el Wanda Metropolitano, que ya disfrutó con las semifinales de la Liga Europa ante el Arsenal y que ahora quiere más. Mucho más. Ya tiene una noche de Champions vibrante, pero aún queda completarla el 12 de marzo en Turín.

Ronaldo volvió a jugar en Madrid, pero lo hizo en medio de agresiones verbales de los seguidores rojiblancos: “Cristiano violador” y “Cristiano muérete” fueron algunos de los gritos que se escucharon durante la ida de octavos de final de la Champions League, lo que ocasionó que el futbolista les recordará la cantidad de ‘Orejonas’ que ha ganado.

Anterior Rayados no puedo con el Alianza FC y regresa con empate
Siguiente Samsung lanza el Galaxy Fold, el primer teléfono con pantalla plegable