La mascarilla N95, ¿protege del coronavirus?


El riesgo de contagio de COVID-19 aumenta conforme pasan los días, en especial en grandes zonas urbanas como Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Entre las medidas preventivas se encuentra utilizar cubrebocas en caso de estar enfermo, aunque muchas personas eligen usarlo para protegerse de los infectados.

La mascarilla más buscada en Google es la N95, un respirador desechable que crea un sello hermético contra la piel que impide el paso de partículas en el aire. El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) explica que cuando el usuario inhala, el utensilio filtra las partículas suspendidas en el aire que incluyen polvos, virus y bacterias. Sin embargo, no protegen de gases o vapores.

Se le conoce como N95 porque es capaz de filtrar al menos 95% de las partículas altamente penetrantes. La N significa que no es resistente a los aceites.

¿Por qué protegen del coronavirus?

La mayoría de las enfermedades respiratorias, incluyendo el COVID-19, se transmiten principalmente de dos maneras: por contacto o a través del aire.

Al estornudar, las personas provocan un efecto aerosol y esparcen gotas diminutas llenas de saliva, flujo nasal y agentes infecciosos. Algunas partículas son muy pequeñas  y pueden permanecer suspendidas en el ambiente por mucho tiempo.

Se descubrió que el SARS-CoV-2 mide entre 0.05 y 0.2 micras, pero se propagan a través de gotas respiratorias de más de cinco, por lo que los respiradores N95 sí funcionan como barrera preventiva, pues su efectividad está probada contra partículas de hasta 0.3 micras de diámetro.

Cómo colocarlo

Existen dos tipos, con y sin válvula de exhalación, y según el INER deben ponerse de la siguiente manera:

1.- Coloque el respirador sobre nariz y boca, con el clip metálico hacia arriba.

2.- Jale la cinta superior encima la cabeza hasta que descanse sobre la coronilla y arriba de las orejas.

3.- Jale la cinta inferior hasta ubicarla debajo de las orejas.

4.- Moldee el clip metálico alrededor de su nariz usando ambas manos para asegurar el sellado.

Recomendaciones

Todos los respiradores y cubrebocas deben colocarse con las manos limpias y una vez puestos, solo deben tocarse de las cintas, de lo contrario los agentes contaminantes pueden llegar al rostro.

Son de uso único y exclusivo de zonas de riesgo. En el caso de los N95 deben desecharse en una bolsa roja con el símbolo de riesgo biológico.

Además, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades señalan que únicamente las personas con síntomas respiratorios como tos y estornudos, y los trabajadores de salud que tengan contacto directo con pacientes de COVID-19 pueden usarlos.

¿Dónde adquirirlos?

Pueden adquirirse por Internet y su precio es de aproximadamente $48 pesos.

Comentarios

Anterior Niña llora porque cierran sus restaurantes favoritos por el coronavirus
Siguiente Registran primer muerte y 8 casos más de coronavirus en Coahuila