in , , , ,

La política, la tragedia de la pandemia

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

“Un daño irreparable: La criminal gestión de la pandemia en México”, de Laurie Ann Ximénez Fyvie, es un libro que ha generado mucha molestia entre los seguidores de la llamada Cuarta Transformación. Quienes un día sí y otro también atacan con saña a la autora en redes buscando descalificar un texto que arroja más luz aún sobre el mal manejo de la pandemia del Covid19.

El libro se ha convertido en uno de los más vendidos en Amazon y ha circulado en PDF por diferentes grupos de whats up, convirtiéndose en una lectura obligada. Debo de confesar que temí que fuera un texto con lenguaje científico, pero cuál fue mi sorpresa al descubrir una muy buena prosa acompañada de datos duros que confirman lo que ya todos sabíamos: la pandemia rebasó por mucho al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Mientras uno va recorriendo las páginas del libro emociones encontradas aparecen, las más recurrentes enojo y tristeza. Sobre todo al constatar con ejemplos de otras partes del mundo que las más de 160 mil muertes en México se podían evitar. Sin embargo Hugo López-Gatell, ha apostado por la política y no por la ciencia. De ahí que a más de un año sigamos debatiendo en México sobre la importancia de usar el cubrebocas.

El pasado martes tuve la oportunidad de entrevistar a la doctora Laurie en el programa de Los Adictivos, y sin dudar afirmó que la política se ha convertido en la tragedia de la humanidad ante la pandemia.

Las autoridades de muchas partes del mundo, no sólo de México, han tomado decisiones privilegiando el costo político sobre la vida de sus gobernados. Reino Unido y Estados Unidos con Donald Trump son ejemplo de esto. Incluso la doctora Laurie Ann afirmó que si todas las autoridades hubieran privilegiado la ciencia, la pandemia se hubiera detenido en Europa desde septiembre del año pasado y los estragos en América Latina hubieran sido menos.

Para la doctora es un acto criminal que después de haber padecido el Covid 19, el presidente Andrés Manuel López Obrador, insista en no usar el cubrebocas y poner así un mal ejemplo a los ciudadanos. Un presidente tan popular sin duda es imitado por muchas personas pero nuevamente se privilegia el discurso político sobre la ciencia.

La doctora está convencida de que también hay un uso político de la vacuna, “para que necesitamos cinco o diez siervos de la nación, cuando sólo se necesita de enfermeras”.

Y a pesar de la defensa de los seguidores de la cuarta transformación al doctor López-Gatell y al presidente, lo cierto es que la realidad se impone. México superó a Panamá y Perú para convertirse en el epicentro más mortal de COVID-19 en América Latina.

Ante la realidad preferimos pelearnos y descalificar a la autora de un libro, en vez de rectificar y corregir el camino en el manejo de la pandemia.

@lharanda

Escrito por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Región Laguna de Durango tiene buena calidad del aire

Salvador Hernández Vélez es reelecto como rector de la UAdeC