La trágica vida de Keanu Reeves


El actor, conocido sobre todo por sus papeles de Neo en ‘Matrix’ y ‘John Wick’, sufrió varios golpes que a punto estuvieron de terminar con su carrera

A sus 54 años de edad, Keanu Reeves es uno de los actores de Hollywood más famosos y mejor pagados en la actualidad. Sin embargo, a diferencia de sus colegas en la pantalla grande, es un hombre solitario y austero. 

Este actor ha tenido bastante éxito en Hollywood, además de ser uno de los actores más adinerados. Para cualquiera él lo ha tenido todo, y todo funciona de maravilla cuando eres una súper estrella, pero hay cosas que han golpeado a Reeves, sumándole un no grato pasado, lo que lo ha llevado a tener un estilo de vida bastante diferente a los demás actores.

Keanu Reeves tuvo malas experiencias familiares. Lamentablemente su padre se tuvo que divorciar de su madre, quién después se casaría de nuevo con alguien que no tendría una buena relación con Keanu. Incluso fue llevado a prisión por vender drogas cuando era joven.

Nacido en Beirut, Líbano, el 2 de septiembre de 1964, hijo de Patricia Taylor y Samuel Nowlin Reeves, Jr. El padre biológico de Reeves era un hombre violento que no perdía oportunidad de humillarlo frente a otras personas y que estuvo en prisión por vender drogas. Keanu Reeves tiene dos hermanas: Kim Reeves y Emma Reeves, así como una media hermana de nombre Karina Miller. 

A pesar de que Samuel Nowlin Reeves se separó de Patricia Taylor cuando Keanu tenía 3 años, este mantuvo contacto habitual con su hijo hasta que cumplió los 6 años. La última vez que el actor vio a suprogenitor él tenía 13 años.

Con el alejamiento de este mal padre y la mudanza desde Beirut a Nueva York,  Keanu Reeves pensó que recuperaría la tranquilidad; pero ello no ocurrió.

Mientras su madre trabajaba como stripper, Reeves y su hermana nuevamente fueron abusados física y psicológicamente. Esta vez por parte de las parejas de su madre.

Algún tiempo después, el actor libanés sufrió un duro golpe al conocer que su hermana Kim sufre de leucemia. Afortunadamente, la joven logró vencer la enfermedad.

Tras aparecer en numerosos programas de televisión y en películas de escasa repercusión crítica y comercial, Reeves consiguió su primer papel importante como Scott Favor en “My Own Private Idaho” (1991), junto a River Phoenix con quien inició una gran amistad.

Dos años después, River Phoenix murió de una sobredosis. Keanu en una entrevista aseguró que muy seguido piensa en él y en que posiblemente pudo haber hecho más para evitar que siguiera consumiendo drogas.

Pese a la dolorosa pérdida, Keanu continuó con su ascendente carrera actoral. Sumó nuevas producciones a su labor artística, entre ellas: “Drácula”, “Speed”, The Devil’s Advocate” y “The Matrix”.

En ese lapso de tiempo, Keanu conoció a su novia Jennifer Syme. La joven quedó embarazada, pero el embarazo se vio interrumpido a los ocho meses de gestación. La bebe murió en el vientre materno. 

Solo algunos meses después, una nueva tragedia envolvió al actor: su novia perdió la vida en un accidente de tránsito. Este hecho dejó a Keanu sumido en una gran depresión. “Muchos necesitan felicidad para poder vivir, yo no”, aseguró alguna vez el actor.

En la galería de fotos que acompaña esta nota, conoce más detalles sobre la vida de Keanu Reeves.

Anterior Encuesta revela resultados a favor del proyecto del Metrobús
Siguiente Peña Nieto en modo bailarín y besucón con Tania Ruiz