in , ,

Las dos realidades del Covid-19

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

“En serio que ha sido una de las peores semanas de mi vida, primero despido a un amigo, después a mi tía, ahora a tres compañeros de la cátedra universitaria. Pi… Covid19 llevas dos semanas sin permitirme dejar de llorar por mis seres queridos”, este mensaje lo escribió Luis Galindo en su perfil de Facebook. Refleja el dolor de muchas personas que han perdido a un ser querido en medio de la pandemia.

Sin embargo el mismo día que Luis escribía este mensaje en su red social, ese día por la noche se celebraba una boda en el Club Campestre de Torreón sin el permiso correspondiente. Tampoco sin los protocolos que las autoridades han determinado. En las redes sociales están los videos, las historias y las fotografías de los invitados que bailaban, se abrazaban y festejaban. La sana distancia no fue invitada a la boda, tampoco el cubre bocas. La fiesta terminó abruptamente cuando llegaron las autoridades municipales y estatales para clausurar el exclusivo salón.

Torreón vive actualmente dos realidades. Una la de personas que se debaten todos los días entre la vida y la muerte, otra la de aquellos que minimizan la situación y prefieren la fiesta. Ningún estrato social escapa a la falta de conciencia. Así como las autoridades dispersan una fiesta en un fraccionamiento privado lo hacen en la colonia más popular. Tampoco es cuestión de educación, ni de edad, la inconsciencia alcanza a todos los niveles. Es un fenómeno transclasista.

Si en octubre Torreón sumó más de 100 muertos en noviembre serán más. Hasta el 19 de noviembre sumábamos 169 muertos. Sin embargo pareciera que para un grueso de la población estas cifras no dicen nada.

Los hospitales, tanto públicos como privados, se encuentran saturados y por ende los insumos escasean. De ahí la importancia de la acción realizada por Peñoles que donó 30 ventiladores E30 que se utilizarán en el hospital móvil que actualmente está instalado a un costado del Hospital General de Torreón.

Estos 30 ventiladores Phillips Respironics E30, se suman a los primeros 61 que fueron entregados a hospitales de la Comarca Lagunera. Los dispositivos servirán de soporte en la ventilación no invasiva principalmente a los pacientes que al ser hospitalizados requieren oxigenación para evitar el cuadro de mayor complicación y para quienes están en proceso de recuperación luego de que fueron intubados.

Las autoridades hacen su trabajo. Empresas como Peñoles se suman a las acciones, no sólo con donaciones sino también apoyando a su personal. Los médicos y todo el personal de salud son los grandes héroes de esta pandemia y sin embargo la sociedad no se comporta a la altura.

Prueba de ello es que apenas el martes un amigo doctor me contó la siguiente historia que revela la inconsciencia de la población:

-Me llamó una señora para decirme que le podía recetar para que no le diera Covid19 porque el fin de semana fue a una boda.

El relato me lo cuenta con enojo e impotencia. Finalmente está en la primera línea de batalla, corre el riesgo de contagiarse, ha visto morir a amigos…en ese escenario el doctor sólo le dijo.

-Ya que señora, no hubiera ido a la boda.

@lharanda

Comentarios

Escrito por Redacción

Alianzas ‘impensables’

Conoce los lineamientos aprobados para el uso lúdico de la mariguana en México