in , ,

Las prioridades de AMLO

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

1,052 personas fueron asesinadas en las primeras dos semanas de noviembre. Es decir que en México 70 personas diariamente son asesinadas. Las cifras son escandalosas y refiere el nivel de inseguridad que vivimos en el país, pero eso es lo de menos. Para el presidente lo importante es convocar a una marcha el próximo 27 de noviembre.

Para el líder de la 4T no es importante que, de acuerdo a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, las entidades más violentas en los últimos 15 días son: Guanajuato, con 120 asesinatos; Estados de México, 95; Baja California, 91; Michoacán, 83; Zacatecas, 74; Jalisco, 69. Para él es importante demostrar que tiene más poder de convocatoria que quienes marcharon el pasado domingo para defender el INE.

López Obrador no es presidente, él sigue en la arena política, actuando como líder de partido. Sólo que ahora en vez de vivir en su departamento vive en Palacio Nacional y tiene a su disposición todo el poder del estado.

Al líder la 4T no le importa que vivamos la peor inflación de los últimos 20 años, lo suyo es subirse al ring y descalificar a todos aquellos que no piensen como él. Incluso Elena Poniatowska ya es considerada una traidora a su movimiento sólo por criticar las mañaneras. Además, la escritora le recomendó al presidente escuchar a los ciudadanos, pero el lunes al descalificar la marcha confirmó que no escucha ni ve el malestar de la población. Encerrado en sus otros datos ignora los reclamos por la falta de resultados de su gobierno.

Para López Obrador no es importante el desabasto de medicamentos, que los niños se mueran de cáncer y mucho menos que los feminicidios vayan al alza. Nada de eso le quita el sueño, para él lo importante es llenar el Zócalo y gritar: “los fifís se la Pérez Prado, nosotros sí lo llenamos”.

De enero a octubre de este año, suman al menos 5,281 crímenes de extrema violencia en el país, de los cuales 433 fueron clasificados como masacres. Sin embargo, eso es lo de menos, lo que importa es mostrar músculo político y “presumir” que están listos para las elecciones de 2023 y el 24.

Económicamente ha sido un sexenio perdido. En seguridad tampoco hubo avances y al paso de los años López Obrador será recordador como el presidente que destruyó todo y que más polarizó al país, teniendo como único objetivo conservar el poder.

El domingo miles de mexicanos marcharon para defender al INE, para defender la democracia, pero también para enviar un mensaje fuerte y contundente que no están de acuerdo en el rumbo que lleva el país. López Obrador no sólo desapareció el horario de verano, sino que busca regresar al México de los 70. Cada vez se muestra más cercano a Luis Echeverría y muy lejano a Benito Juárez, aunque lo presuma como su principal referente.

@lharanda

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Definiciones

Bajan solicitudes de seguro por desempleo