Legítima defensa


En el tintero 

Por Jessica Rosales

A sólo unos meses de entrar en vigor una reforma al Código Penal de Coahuila que impide encarcelar a una persona que prive de la vida a otra en legítima defensa, en Saltillo se registró el primer caso que se juzgará bajo este argumento, luego de que el propietario de una vivienda en la colonia Latinoamericana mató a un presunto delincuente que junto a otros dos sujetos ingresó a su domicilio con el objetivo de robar.

El diputado Juan Carlos Guerra Negrete, quien en impulsó dicha iniciativa aprobada en diciembre en 2019 y que entró en vigor el pasado mes de enero; indicó que se tiene conocimiento de que se cumplen todos los elementos para determinar que el afectado actuó en legítima defensa.

De acuerdo a la legislación “Se considerará que obra en defensa legítima privilegiada, quien cause cualquier daño, lesión o prive de la vida a un extraño, siempre y cuando éste sin motivo lícito realice una conducta, o emplee un medio físico o porte un arma, que involucren un peligro para la vida o la integridad corporal para quien causa el daño o para otra u otras personas del lugar donde el extraño penetra o intente penetrar, sin causa lícita”.

Cabe mencionar que de acuerdo a la información de las autoridades el propietario de la vivienda rindió su declaración, pero no quedó en calidad de detenido, por lo que permanecerá en libertad en tanto la autoridad resuelva el caso que buscará juzgarse con el amparo de dicha ley.

Es así que por primera vez se hace uso de esta reforma recién estrenada este año. Según lo que se conoce de los hechos puede potencialmente la víctima del asalto o del robo, hacer uso de la legítima defensa.

Sin embargo, para que se acredite la legítima defensa privilegiada se tienen que acreditar tres supuestos que la autoridad deberá investigar. Uno de ellos es comprobar que hubo una invasión con fines ilegales a tu hogar o propiedad, como un negocio; la segunda, se debe demostrar que el presunto responsable demostró la intención de causar un daño a su persona, familia o bienes; y tercera, se debe demostrar que al momento de potencial agresión el presunto responsable no mostró la intención de huir, escapar o suspender la agresión.

De acuerdo a la información en Coahuila actualmente existen por lo menos cinco casos del 2019 de personas que padecieron una situación similar y están en la cárcel enfrentando la responsabilidad de homicidio cuando lo que hicieron fue proteger a su familia y a su patrimonio, y en ese proceso, perdió la vida el agresor. 

No obstante, el diputado aclaró que dicha reforma no es un permiso para matar sino una garantía y protección para personas que acrediten se encontraban en un riesgo inminente que los llegó a una acción que desafortunadamente derivó en una muerte.

Dicha ley habla de la importancia de legislar en favor de la víctima y no de los delincuentes, además del trabajo que realizan los diputados locales que, por cierto, concluyen su gestión en sólo unos meses. De aquí la importante de ir a votar el próximo domingo 18 de octubre por quien usted quiera que los represente.

Lo importante es ejercer un voto libre y razonado para que los diputados que resulten electos hagan el mejor papel en el Congreso del estado.

Comentarios

Anterior Toma protesta nuevo director de la Facultad de Medicina Unidad Saltillo
Siguiente El domingo a votar