in , , ,

Llega a Netflix la historia de Richard Ramírez, el acosador nocturno que paralizó a Los Ángeles

El término asesino serial -o asesino en serie- se refiere a todo individuo que comete tres o más asesinatos en un lapso mayor a treinta días, y cuya única motivación es la gratificación psicológica y/o sexual que dicho acto le proporciona. La primera vez que el termino se utilizó fue en 1970, por el agente del FBI Robert Ressler, y desde entonces criminales como Ted Bundy, Charles Manson y John Wayne Gacy, mejor conocido como ‘Pongo, el payaso’, se convirtieron en inspiración para películas, series y documentales.

De acuerdo con el sociólogo y profesor de criminología, Scott Bonn en su libro “Why We Love Serial Killers: The Curious Appeal of the World’s Most Savage Killers”, sentimos “la necesidad de entender por qué alguien haría cosas tan horribles a otra gente, en especial a completos desconocidos”. Y Netflix lo sabe, por eso en los últimos años se ha dedicado a producir contenido relacionado con estas mentes perversas, en 2019 la plataforma se hizo viral gracias al estreno de “Conversaciones con asesinos: las cintas de Ted Bundy”, y en 2020, el lanzamiento de “Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico” reavivó uno de los casos más perturbadores de abuso sexual.

Ahora, Netflix busca iniciar el 2021 con el pie derecho, por lo que este 13 de enero estrena “Acosador nocturno: A la caza de un asesino”, una miniserie documental que narra la fascinante historia real de cómo se logró atrapar y juzgar a uno de los asesinos en serie más peligrosos en la historia de Estados Unidos, Richard Ramirez. Mediante entrevistas desgarradoras, imágenes de archivo y grabaciones originales, esta serie de cuatro partes relata una historia de terror legendaria, ilustrando cómo era la sensación de vivir aterrorizados en Los Ángeles hace más de dos décadas, en donde cualquiera podía ser la siguiente víctima.

¿QUIÉN ERA RICHARD RAMIREZ?

Durante el sofocante verano de 1985, una ola de calor inédita golpeó a Los Ángeles, y, con ella, se desató una serie de asesinatos y agresiones sexuales que al principio no parecían relacionados. Las víctimas eran tanto hombres como mujeres y niños, con edades comprendidas entre los 6 y los 82 años, de distintos barrios, grupos étnicos y niveles socioeconómicos. Rápidamente, el departamento de policía de Los Ángeles se percató que no eran varios asesinos, si no uno solo y muy peligroso, al cual llamaron ‘Acosador Nocturno’, el cual supuestamente tenía una conexión con el satanismo.

Las víctimas fueron variadas, pero su metodología para cazar y matar en medio de la noche fue lo que le dio el apodo que llegó a formar parte de la historia de Estados Unidos y que ha perseguido al país hasta el día de hoy. El documental reúne testimonios de los sobrevivientes, de las familias y de los detectives encargados de la investigación y que tuvieron que seguir todas las pistas para descubrir la identidad de Ramirez y poder detenerlo.

Hasta entonces, ningún asesino en la historia del crimen había sido responsable de semejante variedad de atrocidades. En la carrera contrarreloj por detener a este depredador nocturno participaron el joven inspector Gil Carrillo, de la oficina del sheriff del condado de Los Ángeles, y el legendario detective de homicidios Frank Salerno. Mientras se afanaban sin descanso por resolver el caso, los medios de comunicación seguían cada uno de sus pasos y el pánico atenazaba California. De hecho, parte de la historia de Richard Ramirez la pudimos ver en “American Horror Story: 1984”, aunque Ryan Murphy incluyó un poco de ficción en la serie.

TODO UN FENÓMENO

En entrevista, Arturo Moreno, psicólogo y licenciado en Derecho que labora en la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas de Coahuila, aseguró que principalmente el morbo es lo que nos atrae de estos programas, pues queremos saber todo con lujo de detalle.

“Pareciera que nos llama mucho la atención la psique de los asesinos o agresores, el por qué lo hicieron o la motivación delictiva, nos gusta este morbo, nos intriga qué fue lo que vivieron para llegar a este punto. Por ejemplo, la película de Ted Bundy llama la atención por las características físicas que tenía el asesino serial, era muy guapo y atento, y aún así era un asesino, o John Wayne Gacy, mejor conocido como ‘Pongo’, que se vestía de payaso para secuestrar, abusar y asesinar a niños, entonces todas esas particularidades nos llaman la atención, porque es algo que comúnmente no ves, porque asesinatos hay diariamente, y nadie les presta atención, a menos que se conviertan en casos tan mediáticos y particulares como estos. Suelen ser exóticos y brutales y, por lo tanto, tan antinaturales que provocan curiosidad”, comentó Moreno.

“A menudo, la ficción y la realidad se retroalimentan. Los asesinos en serie han sido usados por el punto de fascinación y de interés que tienen. Nos da miedo que un ser humano haga esto, y estamos rodeados de seres humanos”.
Arturo Moreno, psicólogo y licenciado en Derecho que labora en la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas de Coahuila.

La serie documental dirigida por Tiller Russell presenta los detalles más brutales sobre el caso Ramirez, su metodología y los posibles motivos que pudieron haberlo llevado a convertirse en uno de los asesinos seriales más infames de la historia. Cabe señalar que Ramirez fue finalmente condenado en 1989 por 13 asesinatos, cinco intentos de asesinato, 11 agresiones sexuales y cuatro robos, pero no llegó a cumplir su condena porque murió en 2013 a los 53 años.

“A menudo, la ficción y la realidad se retroalimentan. Los asesinos en serie han sido usados por el punto de fascinación y de interés que tienen. Nos da miedo que un ser humano haga esto, y estamos rodeados de seres humanos”, agregó el psicólogo.

Comentarios

Escrito por Redacción

Elecciones 2021, un parteaguas para las mujeres: Verónica Martínez

Barcelona buscará su pase a la final de la Supercopa