Los alcaldes y el COVID


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

La pandemia ha dejado al descubierto lo mejor y lo peor de la sociedad. Por un lado las redes se han llenado de historias de solidaridad y empatía, pero también hemos sido testigos de relatos de discriminación, violencia y sobre todo nula conciencia de aquellos que creen que el Covid_19 es un invento de ahí que no acepten las disposiciones de permanecer en casa.

Y aunque la mayor responsabilidad es de nosotros, los ciudadanos, también es cierto que la crisis ha evidenciado a las autoridades. Algunos han ido un paso delante de las decisiones del gobierno federal, incluso han predicado con el ejemplo, otros sin duda abonan a la irresponsabilidad de muchos ciudadanos.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, se ha adelantado a muchas disposiciones del Gobierno Federal como la suspensión de los eventos masivos, la cancelación de clases, la disposición de hacer obligatorio el uso del cubre bocas, la coordinación con los gobernadores vecinos, con los alcaldes, con las autoridades de Texas, la instalación de filtros sanitarios antes de que muchos lleguen a Coahuila o incluso impedir que personas lleguen a destinos turísticos como Arteaga o Parras.

 A dichas medidas hay que agregar la invitación a que no vinieran los paisanos en este periodo de contingencia. Incluso atendiendo muchas deficiencias del Seguro Social de Monclova que correspondían al Gobierno Federal. Predicar con el ejemplo siempre será un mensaje contundente para la sociedad, de ahí la importancia que Miguel Riquelme siempre sea visto con tapa bocas, no saludando de mano y manteniendo la sana distancia. 

Al momento de escribir esta columna y con el último reporte de las 12 del mediodía. Saltillo tiene 26 casos, mientras que Torreón tiene 25. Tomando en cuenta la importancia de ambas ciudades, el número de habitantes y su actividad económica podemos decir que tanto Manolo Jiménez como Jorge Zermeño han estado a la altura de las circunstancias.

El alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, ha entregado apoyos a los más vulnerables además de cubre bocas, arranque del programa quédate en casa, sanitación de espacios públicos, limpieza del transporte público.

En Torreón el alcalde, Jorge Zermeño, también ha estado en permanente coordinación con el gobierno del estado demostrando que ser de partidos políticos distintos no es impedimento para trabajar por el bien común sobre todo en una pandemia. También se ha llevado a cabo la sanitación del transporte, los espacios públicos, se han entregado apoyos a los más vulnerables, kits de limpieza.

También el alcalde Monclova, Alfredo Paredes, ha atendido la contingencia de su municipio que merece una columna aparte pero donde existe una gran irresponsabilidad es en Matamoros con el alcalde de Morena, Horacio Piña. Ahí el edil acude al cortar el listón para la inauguración de una tienda de Diconsa sin la sana distancia, presta una quinta para que se case un regidor de Morena en plena contingencia y haga tremenda pachanga. De ahí que la gente en este municipio salga todos los días a las calles sin tomar las medidas necesarias. Finalmente es el mensaje que les manda su alcalde.

Insisto el Covid-19 saca lo mejor y peor de nosotros, pero a nuestras autoridades las pone en evidencia y algunas como el alcalde Matamoros no pasan la prueba del ácido.

@lharanda

Comentarios

Anterior Detectan 3 nuevos incendios cercanos a Chernóbil
Siguiente Unen fuerzas en el Noreste