Los pleitos del PRI


En el tintero

Por Jessica Rosales

A pesar de que la alternancia llegó hace 19 años a la Presidencia de México con el gobierno del panista Vicente Fox Quesada, no es sino hasta ahora con Morena y Andrés Manuel López Obrador al frente, que el PRI se ha visto realmente desquebrajado. La derrota en tres sexenios comienza a hacer estragos en el partido de la “unidad” en donde la imposición de candidatos antes se toleraba como un “dedazo” natural.

Nunca antes en la historia del tricolor se habían visto tantos pleitos internos, renuncias y acusaciones de corrupción y simulación de procesos. ¿Podría ser porque cada día son más los políticos del PRI encarcelados y vinculados en delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, y eso se resume en la desilusión de su militancia?

Las recientes declaraciones de Ivonne Ortega Pacheco, exgobernadora de Yucatán y candidata a la presidencia nacional del PRI quien acusa “dados cargados” en el proceso interno a favor del exmandatario de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, han tenido impacto en Coahuila. Y es que su compañera de fórmula es nada más y nada menos que la hidalguense Carolina Viggiano, exprimera dama y esposa del exgobernador de esta entidad norteña, Rubén Moreira Valdéz.

Hace unos días, la exgobernadora comenzó a difundir una campaña en redes sociales en la que asegura que una cúpula secuestró al PRI de Coahuila, “la que gobierna desde hace mucho”, por lo que puso sobre la mesa la siguiente pregunta: ¿quieres que decidan los mismos de siempre?

De inmediato surgieron respuestas de personajes coahuilenses como Abraham Tobías exlíder del PRI en Saltillo quien le reprochó: “MIENTES, no juegues a dividir a los priistas de Coahuila (sic)”.

Moreno y Viggiano ya estuvieron en Coahuila y como era de esperarse fueron recibirlos por la estructura tricolor, esa que se echa a andar en cada elección. Sin embargo, la yucateca acusó al exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, de amenazarla con las siguientes palabras: “Nada mas espero a que pongan un pie en Coahuila para que vea de lo que soy capaz de hacer”.

La yucateca reviró y presentó de inmediato una denuncia ante la Fiscalía y aseguró que para evitar poner en riesgo su integridad física, la de su familia y de su equipo de trabajo en su gira no incluirá a Coahuila.

Aunque se trata de una contienda nacional no hay que perder de vista que Coahuila es uno de los estados más priistas del país, incluso fue en Saltillo en donde el PRI ganó la única capital de las que estaban en juego durante la pasada elección con la fuerza de Manolo

Jiménez Salinas. ¿Será conveniente para Ivonne continuar un pleito de esa magnitud? Porque si bien los Moreira, en este caso Rubén y Carolina, tienen muchos seguidores hay otros grupos disidentes interesados en su propuesta que podría perder.

Y aunque Ivonne no es la única que se ha quejado de simulación y dados cargados, pues ya lo hizo el saltillense y exrector de la UNAM, José Narro Robles, quien además de la candidatura renunció a su militancia de casi cinco décadas; comienzan a relucir nuevas acusaciones sobre la exgobernadora a través de su coordinadora de campaña, la ex alcaldesa de Baja California Sur, Esthela Ponce Beltrán.

A la ex alcaldesa le interpusieron 22 demandas ante la PGR por actos de corrupción durante su gestión al frente de La Paz al detectarse presuntos desvíos de recursos que ascienden a los 377 millones de pesos; aunque, hay algunas personas que aseguran que podrían ser más de 800 millones. Se le acusa a la exalcaldesa también de vínculos con Joaquín “El Chapo” Guzmán a quien le habría solicitado matar a policías que no aceptaban trabajar con su línea. ¡Qué fuerte!

¿En qué acabará? El PRI se desmorona, pero ciertamente quien tome las riendas de la dirigencia nacional definirá el rumbo de muchos políticos que en el camino quedaron desprotegidos en ambos lados de la historia.

Anterior Seguridad es prioridad: Gobernadores de Coahuila y Durango
Siguiente Detienen a sindicalizado del Simas por robar equipo de cárcamo