Lozoya, Covid y Conago


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

México llegará en estos días a los 60 mil muertos por Covid19, el escenario “más catastrófico” que había mencionado el subsecretario, Hugo López-Gatell y que había planteado a inicios de la pandemia como prácticamente imposible, hoy es una realidad. Sin embargo esta tragedia nacional no importa cuando estamos acudiendo al gran espectáculo de Emilio Lozoya.

En política nada es casualidad. No es casualidad que en medio de la peor crisis que ha vivido el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y cuando su popularidad por el manejo de la pandemia fuera a la baja apareciera Emilio Lozoya como el tanque de oxígeno necesario para llegar con buenos niveles de popularidad al 2021, año electoral donde se habrá de llevar a cabo la madre de todas las batallas.

El jueves por la mañana cuando México sumaba más de 58 mil muertos y había reclamos de los gobernadores por el manejo de la pandemia, los medios de comunicación privilegiaron en sus portales y noticieros: “Javier Duarte regaló un Ferrari a Peña Nieto”, “Videgaray me ordenó entregar millones a Ricardo Anaya, Ernesto Cordero, Francisco Cabeza de Vaca”, “Videgaray y Peña Nieto me ordenaron llevar dinero y entregar millones a José Antonio Meade”, vaya hasta el “supuesto” regalo a una periodista aparece en la declaración de Emilio Lozoya.

Nadie en su sano juicio puede creer que Enrique Peña Nieto y muchos de los mencionados por Lozoya fueran incorruptibles. Si algo caracterizó al sexenio del priista fueron los excesos de la clase política que provocaron el hartazgo de los ciudadanos. Hartazgo que se reflejó en las urnas y llevó a la presidencia de la república a Andrés Manuel López Obrador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene la posibilidad de hacer historia y castigar la corrupción si esto no sucede sólo acudiremos a un gran show mediático.

Posted by Luis Guillermo Digital on Thursday, August 20, 2020

Sin embargo llama la atención el enojo y reclamo de López Obrador porque según él no se han difundido igual los videos de dos ex trabajadores del senado que los de Bejarano, llama la atención que los misiles más cargados vayan dirigidos a los panistas de Querétaro, donde se encuentran los grupos políticos de Ricardo Anaya, Diego Fernández de Cevallos. Adversarios de hace mucho tiempo del presidente.

Llama la atención que se mencione como corrupto al actual gobernador de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, una de las voces más críticas en el actual sexenio que junto a Miguel Riquelme de Coahuila y Jaime Rodríguez, “El Bronco”, de Nuevo León, inició un bloque de gobernadores a los cuales se han ido sumando otros para exigir un trato justo de la federación.

Andrés Manuel López Obrador justifica en aras de la transparencia que se filtren los videos de Lozoya, aunque pierdan su atributo jurídico para presentarlos como prueba y se viole el debido proceso, pero no hay transparencia para transmitir en vivo la reunión de la Conago donde los gobernadores hicieron posicionamientos fuertes y exigieron un nuevo pacto fiscal.

Sin duda la corrupción debe ser castigada y esperamos que esto se litigue en los juzgados y se emita sentencia. López Obrador tiene la posibilidad de hacer historia y castigar la corrupción si esto no sucede sólo acudiremos a un gran show mediático.

@lharanda

Comentarios

Anterior David León no tomará protesta tras video en el que entrega dinero a hermano de AMLO
Siguiente Actual pacto fiscal beneficia más a Oaxaca, Chiapas y Guerrero