Menos 18.9%!


La histórica caída del PIB en el segundo trimestre de 2020, de -18.9%, muestra con una contundencia absoluta el pésimo manejo de la economía mexicana de parte de López Obrador y su equipo de Gobierno. Es el doble de lo que se perderá en el mundo a consecuencia de la pandemia. Confirma que las crisis son peores cuando se manejan desde la ineptitud y la soberbia.

Ese -18.9% significa que más de 10 millones de mexicanos se sumarán a las filas de la pobreza, que miles de negocios micro, pequeños y medianos habrán cerrado sus puertas; que se deteriorarán todavía más el poder adquisitivo y la calidad de vida, sobre todo, de los que más necesidades tienen. Y todavía habrá personas, incluido el Presidente, que seguirán defendiendo la idea absurda de que no hace falta ser un experto para manejar la economía y que basta con la “honestidad” para sacar adelante al país.

Menos 18.9% ¿Hay acaso algo más deshonesto que ocupar un cargo para el que no se está preparado? No se trata, además, de cualquier puesto, sino de la mayor responsabilidad a la que alguien puede aspirar.

Por 12 años lo escuchamos mentir abiertamente sobre su capacidad para manejar al país. Una y otra vez cuestionó el bajo crecimiento y prometió tasas del 6% anual. Todavía el año pasado, a estas alturas, aseguraba que por lo menos habría un 4% de crecimiento del PIB. Y mintió como lo ha hecho sobre todos los asuntos importantes para nuestra nación.

¡Menos 18.9%! La caída del PIB es más profunda en México que en la mayoría de los países del mundo por las acciones y decisiones que ha tomado el Gobierno federal. Por ejemplo, con la insistencia en confundir “austeridad” con ausencia de gasto.

El recorte del 75% del gasto público no solo ocasiona una mayor ineficiencia gubernamental, sino que, además, impide que la economía se mueva con recursos frescos. Por supuesto que no debería haber derroches, pero eso no implica que el dinero se pudra en las arcas. Se trata de ejercer los presupuestos con responsabilidad y de cara a la ciudadanía.

¡El PIB cayó -18.9%! Bajo el pretexto de un mentido combate a la corrupción se cancelaron programas como el de las estancias infantiles que no solo ofrecían un servicio de calidad a las miles de madres trabajadoras en México, sino que significaban fuentes de empleo bien remuneradas para profesionistas. Por supuesto que se necesitaba una depuración de los padrones. Claro que era necesario castigar abusos. Pero hay que recordar que solo presentó irregularidades 1.8% de los recursos destinados a ese programa auditados por la ASE.

Es un ejemplo muy concreto de las acciones destructoras que han sido tomadas desde la profunda ignorancia gubernamental de la 4T y que hoy tienen en la lona a la economía mexicana

Comentarios

Anterior México registra un contagio de Covid-19 cada diez segundos al romper nuevo récord de casos
Siguiente Marina Vitela descartó evento para su primer informe de gobierno