México ante el mayor de los peligros


TORRE AZUL
MARCELO TORRES COFIÑO

AMLO usa el discurso anticorrupción para ocultar su propio cochinero. Se aprovecha del desconocimiento de la mayoría de los ciudadanos para engañarlos. Pero las evidencias allí están, a la mano de quien quiera colocarse del lado de la verdad y no de la conveniencia partidista.

El latrocinio multimillonario que se lleva a cabo desde el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, documentado puntualmente por la OSC Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad es un ejemplo. Uno que le cuesta a la nación, hasta ahora, casi 5 mil millones de pesos. Pero, hay más.

190 mil millones de pesos están siendo repartidos bajo la máscara de “programas sociales” en absoluta opacidad, sin ningún padrón, ni reglas de operación, ni nada de lo que la ley exige. Y no, es totalmente falso que los anteriores gobiernos hayan actuado de esa manera. Es claro que hicieron un uso electorero de ese tipo de ayudas, pero lo de la 4T es el descaro total. Y el año que viene ya no serán 190 mil sino 250 mil millones de pesos que nadie podrá vigilar.

Con ese par de ejemplos no es de extrañar que las denuncias por corrupción hayan aumentado 40% en lo que va de la actual administración y miente quien diga que se debe a la eficiente lucha contra ese mal, porque allí están las cifras de la impunidad.

Si en algo el gobierno de López Obrador está significando un retroceso es precisamente en la falta de transparencia. Mucho se ha bromeado con lo de los “otros datos”; pero, no es para dar risa. El presidente se ha valido de esa artimaña para burlar su responsabilidad de cumplir con lo que dicta la ley. Se burla en la cara de los mexicanos cada que los datos duros lo exhiben y demuestran el tamaño de su inmoralidad.

Si tanto les molesta la corrupción de los gobiernos pasados, no debería serles indiferente la actual. Pregúntense con honestidad como hubieran reaccionado si Calderón o Peña Nieto se hubieran comportado de la misma manera. Ya estarían en las calles exigiendo su renuncia. Pero están aferrados a la esperanza que les da un ídolo de barro, y al hacerlo, colocan a México ante el mayor de los peligros.

@marcelotorres

Comentarios

Anterior Renuevan Alianza UAdeC y la UFPE Brasil
Siguiente De regreso; Primo García retoma actividades en la Policía de Torreón