México Feliz


Por: Luis Guillermo Hernández Aranda

“El pueblo está feliz, feliz, feliz, hay un ambiente de felicidad, el pueblo está muy contento, mucho muy contento, alegres. Entonces, no hay mal humor social”, afirmó el lunes en su tradicional mañanera el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La declaración es la confirmación que tras la llegada al poder del tabasqueño la realidad en México cambio. Ya no sentimos enojo ante la incapacidad de nuestros gobernantes, mucho menos porque el poder adquisitivo es menor. Ahora la Cuarta Transformación nos devuelve a manos llenas la felicidad arrebatada por la Mafia del Poder, esa cofradía integrada por priístas y panistas.

¡Los datos duros le dan la razón al presidente, datos que defienden con pasión sus seguidores en sus redes! ¿Cómo no se feliz en México? En un país donde en este primer semestre de gobierno de Andrés Manuel López Obrador llegamos a niveles de violencia históricos. Tan sólo en junio se registraron 3 mil 80 asesinatos. De acuerdo a datos oficiales de enero a junio hubo 17 mil 608 víctimas de homicidio y feminicidio. Casi 14 asesinatos por cada cien mil habitantes, nuevo récord en al menos 22 años.

Por supuesto yo me siento “feliz, feliz”, de vivir en un país donde en junio el promedio diario de asesinatos fue de 102.6. “Casi empatando a la de febrero que fue de 102.7 asesinatos diarios. Son los dos meses con el mayor nivel de violencia homicida de la historia, ambos registrados este mismo año, y en el actual sexenio”, reportaba el portal de Animal Político.

Cómo no estar feliz si de acuerdo a la organización Alto al Secuestro este delito aumentó 50 por ciento en julio. En ese mes 237 fueron secuestradas mientras que en junio la cifra fue de 158.

Sobran los motivos para estar “feliz, feliz”, en un país donde casi tres mujeres son asesinadas por día y 49 mujeres son abusadas sexualmente a diario, según los datos oficiales. De enero a junio se han reportado 470 víctimas de feminicidio en México.

La felicidad inunda nuestros corazones cuando nos enteramos que en el segundo trimestre de 2019, la tasa de desocupación en México fue de 3.5 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) que equivale a dos millones de personas. Mismo número de personas que no tienen dinero que llevar a sus familias.

Por si fuera poco el IMEF volvió a reducir su expectativa de crecimiento económico para el cierre del 2019, al pasarla de 0.90 por ciento que tenía en julio a 0.60 por ciento. Todavía en junio de este año preveía un crecimiento mayor de 1.20 por ciento.

Estancias infantiles cerradas, desabasto de medicamentos, falta de apoyo a médicos pasantes, reducción al presupuesto de cultura y muchas cosas más que han ocurrido en 7 meses de gobierno. Perdóneme señor presidente pero yo no me siento “feliz, feliz”, y no pertenezco a la mafia del poder, soy padre de dos hijos pero con esos datos nadie puede sentirse feliz por decreto.

@lharanda

Anterior ‘The Cure’ estará en concierto en México
Siguiente Invasiones en la impunidad