in , , , ,

Morena a evaluación

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

La elección del próximo 6 de junio será clave para el futuro de México, no se exagera cuando se afirma que será la madre de todas las batallas.

Sin duda será referéndum a la gestión de Andrés Manuel López Obrador. En las urnas los ciudadanos se manifestarán por medio de su voto para decirle al presidente si están de acuerdo o no con el rumbo que lleva el país.

En el 2018 se le dio a López Obrador un cheque en blanco con una victoria contundente que lo llevó a la presidencia con la mayoría en el Congreso para que pudiera gobernar, para que no existieran pretextos como en el pasado. Recordemos como Vicente Fox responsabilizó siempre al legislativo de no aprobarle sus iniciativas, de ahí aquella famosa frase de: el ejecutivo propone pero el Congreso dispone.

Con la confianza que le entregó la población a López Obrador ese problema no iba a estar presente, Morena arrasó con todo en el 2018. Sin embargo a más de dos años de llegar al poder, Morena ha quedado debiendo. Más preocupado en agradar al presidente que en responder a los intereses de la población el partido en el poder ha aprobado todo lo propuesto por el presidente aunque sea un retroceso como el desaparecer los fideicomisos o buscar eliminar los organismos autónomos.

En el ejercicio de gobierno y su evaluación no podemos olvidar que la crisis económica comenzó mucho antes de la pandemia. Se cancelaron importantes proyectos afectando la confianza de los inversionistas, la inseguridad ha ido a la alza y la corrupción sólo ha terminado en el discurso. En este sexenio como nunca se han entregado contratos por adjudicación directa a amigos y familiares, además de que la información más importante se mantiene reservada por lo que no existe una verdadera vocación por la transparencia, más allá del show llamado “Mañanera” que no es un ejercicio de rendición de cuentas sino de proselitismo político donde únicamente se polariza al país. 

La pobreza ha aumentado y los grupos más vulnerables no son representados por un supuesto partido de izquierda que en la realidad gobierna de manera conservadora. 

Este 6 de junio estarán en juego 21,368 cargos y 15 gubernaturas. Se renovará la Cámara de Diputados y serán electos 500 legisladores, 300 por mayoría relativa y 200 por la vía plurinominal. De ahí el interés que tiene el presidente de Morena de mantener la mayoría.

Es desde el Congreso donde una oposición responsable puede detener muchas iniciativas que representan un retroceso para México. Los contrapesos siempre son importantes y entregar el poder a una sola persona o partido nunca será benéfico.

Además es necesario recordar como actuaron en el pasado inmediato las personas que hoy nos van a pedir el voto. Por ejemplo en el caso de Coahuila los legisladores de Morena permitieron un recorte millonario a los recursos que se envían a nuestro estado.

Para tener en cuenta como legisla y busca gobernar Morena basta recordar la petición que hicieron sus diputados esta semana. Que ellos fueran vacunados contra el Covid 19 antes que el resto de la población y el personal médico porque su actividad es “esencial”. Sin duda se perdieron en el poder y no importa el beneficio del país, sólo el de una fracción que hasta ahora ha sembrado más resentimiento que progreso.

@lharanda

Escrito por Redacción

Directivos de Twitter esperan la invitación formal a las ‘mañaneras’

AMLO se está recuperando, admiro su optimismo permanente: Olga Sánchez Cordero en la ‘mañanera’