Niño sube a cerro para poder tener internet y hacer la tarea


Un niño de siete años ha enternecido a las redes sociales con su historia de tenacidad y resiliencia en medio de la pandemia. Para mandar su tarea en la cuarentena, Jeremías González Ordienco sube todos los días a su caballo para ir a un cerro cercano y conectarse a internet.

Jeremías es un niño de siete años que vive en una alejada localidad rural de la Pampa Argentina. En su casa no hay internet y la única forma de conseguir una conexión es cabalgar para llegar a un cerro cercano. Así que, día tras día, Jeremías toma al caballo familiar y sube al cerro para mandar su tarea.

Desde que cerraron las escuelas en todo el país, como ha pasado en todo el mundo, Jeremías debe recibir sus tareas en el cerro, realizarlas en casa y luego regresar al cerro para volver a mandarlas. Así que él es una buena muestra de que, cuando uno quiere verdaderamente aprender, no hay nada que te detenga.

La enternecedora historia de este niño fue contada por su maestra, Sonia Ana Lía Díaz que compartió algunos videos en donde se ve al niño acompañado de su caballo. La maestra explicó al medio local de la Pampa Con el alma noticias, que sus tareas consisten en escribir canciones enviadas por ella, leerlas y cantarlas con toda su familia.

Evidentemente, los videos del pequeño Jeremías se convirtieron en una sensación viral que ya casi llega a las 20 mil reproducciones en Youtube. En el post original de Facebook podemos leer la historia de este tierno estudiante:

“Jeremías González Ordienco es alumno de la escuela n° 99 de Santa Isabel desde que empezó la cuarentena fue al campo con su familia y desde allí envía su actividades.
La docente Sonia Díaz acerca esta historia a nuestra página con el alma noticias y hace el siguiente relato: “Desde la loma seño como dice el ahí tengo señal y puedo hablar con vos, envía videos, saludos a sus compañeros, nos hizo conocer hace un mes atrás su mascota preferida, peludo, su caballo el mismo que lo acompaña hasta la loma. Normalmente va día por medio a pesar del viento, los días grises, que lo han acompañado pero es evidente que su responsabilidad esta primero. En este momento estamos leyendo porque les cuesta, entonces la seño envió canciones para cantar en familia luego leerlas y escribirlas. Aquí Jeremías con su caballo y su canción. La historia de Jeremías se replica en otros alumnos que están en la zona rural donde el sacrificio y la responsabilidad son los mejores canales de comunicación.”

 

Comentarios

Anterior 'Ya vamos de salida', dice AMLO de la pandemia
Siguiente Encuentra las 8 diferencias, el nuevo reto viral