in , , , ,

Nómina y energía eléctrica, principales gastos de Simas Torreón y Matamoros: CCI

Uno de los problemas que más aqueja a la población hoy en día, es el
acceso al servicio de agua potable y drenaje. Como derecho humano, debe garantizarse su disponibilidad y su manejo.

La región Lagunera, sufre de poca disponibilidad natural del agua y es un factor fundamental para su desarrollo,
comentó Marco Zamarripa, director del CCI Laguna, al presentar el estudio sobre los “Sistemas Operadores de Agua en
la Laguna”, que muestra información técnica, comercial y financiera de los cuatro organismos descentralizados
encargados de administrar el recurso del agua en la Zona Metropolitana de la Laguna. Zamarripa indicó que, en este
análisis riguroso, se podrá tener una mirada a las condiciones operativas, técnicas y financieras en las que se
encuentran los organismos operadores.

Buscamos que la publicación logre construir un canal de comunicación
permanente, entre el sector público, el sector privado, la academia y sociedad civil, alrededor del tema del agua, de
cara al Proyecto “Agua Saludable para la Laguna” de tal manera que exista un punto de partida que nos permita
monitorear a partir de ahora, la administración y uso eficiente de los recursos públicos en esta materia. En la parte
técnica señaló, encontramos que de acuerdo a información presentada por el SIMAS Torreón a CONAGUA, que de los
86.4 millones de metros cúbicos (M3) extraídos durante el 2020, el 50% de esta agua no cumplía con la norma 127 de
la SSA, que indica que los niveles de arsénico no deben exceder los 0.0250 mg por litro, aunque después de los
procesos de filtración, y con la distribución esta cifra se reducía al 20%, por su parte en SIMAS Matamoros, se encontró
que de los 7.5 millones de M3 extraídos, el 100% no cumplía con la norma, y aunque se hizo la solicitud
correspondiente al organismo, se respondió que no existen análisis fisicoquímicos del agua para el año 2020.
En cuanto al consumo de energía, se encontró que en Torreón para extraer 86.4 millones de M3, fueron necesarios
79.3 millones de kWh con una tendencia a la baja, en el caso de Matamoros, para extraer 7.5 millones de M3 fueron
necesarios 11.8 millones de kWh, con una tendencia al alza, por lo que en los últimos años ha sido necesario gastar más
energía para extraer la misma cantidad de agua. Al profundizar en el tema del saneamiento, Zamarripa declaró que en
2020 el SIMAS Torreón contaba con 4 plantas tratadoras, las cuales dieron saneamiento a un total de 34.2 millones de
M3, por lo que, de cada 100 litros de agua extraídos en el año, 40 litros fueron tratados, el 98% de esta agua fue
utilizada para el riego agrícola, mientras que, para el caso de Matamoros, no se encontró información al respecto. Ya
en el área comercial, se encontró que el SIMAS Torreón tiene 210,439 usuarios, de los cuales 116,493 mil cuentan con
medidor, subiendo del 45.5% de los usuarios en 2014 a 54.4% en 2020, en Matamoros, de los 24,089 usuarios, solo 403
contaban con medidor, por lo que el 98.3% de los usuarios no cuentan con medidor. El informe también señala que un
tema que debe ser atendido es manejo poco sustentable del agua, ya que se estima que a nivel nacional, de cada 10
litros distribuidos, sólo 6 llegan a los usuarios y el resto se pierde, un cifra similar en Torreón, ya que solo se factura el
40% del agua extraída, sin embargo, en los últimos años ha incrementado el porcentaje de agua que se factura hasta
llegar al 45%, en cierta medida gracias a la instalación de medidores, en el caso del SIMAS Matamoros se encontró que,
aunque se factura el 64% del agua, esta facturación es mayoritariamente estimada, ya que la gran mayoría de los
usuarios no cuenta con medidor, por lo que hace preocupante un nivel de pérdidas de esa magnitud, especialmente
cuando el agua es escaza. En la parte financiera Luis Alfredo Medina, Coordinador de investigación del CCI Laguna
señaló que los ingresos del SIMAS Torreón han crecido a un ritmo del 6.6% anual en los últimos 10 años llegando a
recaudar un total de $855 millones de pesos (mdp) en 2020, mientras que en el SIMAS Matamoros la recaudación ha
incrementado un 9% promedio anual, recaudando en ese mismo año $33 mdp, sin embargo, no siempre se gasta lo
mismo que ingresa, y al existir déficits presupuestarios, se tiene que recurrir al a contratación de deuda,
principalmente con proveedores. Entre diciembre de 2017 y junio del 2021 la deuda del SIMAS Torreón incrementó un
80%, llegando a $285.4 mdp, y para poder liquidar sus pasivos en ese año, el SIMAS debería utilizar el 33% de sus
ingresos. Por el lado del SIMAS Matamoros la deuda incrementó un 106% en ese mismo periodo de tiempo, llegando a
$27.2 mdp, por lo que para liquidar sus pasivos el SIMAS debería usar el 82% de sus ingresos, estos déficits, señaló
Medina, son producto de la falta de disciplina financiera, que generan deudas que van trascendiendo administración
tras administración.

En cuanto a sus egresos, el SIMAS Torreón reportó en 2020 un gasto de $855 millones de pesos, de los cuales $269
mdp fueron para el pago de la nómina (32%) y $240 mdp fueron para el pago de la energía eléctrica (28%) por lo que
$6 de cada $10 se utilizan solamente en esos dos rubros, rubros que incrementaron su costo de manera considerable a
partir del año 2017. Medina recalcó que en Matamoros el gasto fue de $37 mdp, de los cuales $18.9 mdp fueron para
la nómina (51%) y $10.4 mdp fueron para el pago de energía eléctrica (28%), por lo que $8 de cada $10 que se gastan,
son para estos dos rubros. En ambos sistemas operadores de agua, se gasta más de lo que se aprueba anualmente en
el pago de la nómina, y en el caso de Torreón, de los recursos ejercidos en este concepto un 52% del presupuesto va
para el pago del salario de los trabajadores permanentes y transitorios, mientras que el 48% va para el pago de
vacaciones, prestaciones, seguridad social y estímulos, en el caso de matamoros, la relación es de 81% y 19%
respectivamente. Al hablar de la nómina, Marco Zamarripa declaró que a junio del 2021 el SIMAS Torreón contaba con
856 trabajadores, 71.3% eran sindicalizados y el resto de confianza o eventuales, en Matamoros se cuenta con 122
trabajadores de los cuales 33% están sindicalizados.

El gasto en pensiones, es un tema que nos preocupa, recalcó Zamarripa, ya que tan solo en el 2020 se gastaron $46.1
mdp para el pago de los 212 empleados jubilados del SIMAS Torreón, y para Matamoros, a pesar de que se hicieron
solicitudes de información, no obtuvimos respuesta. Hizo además hincapié en el tema de la inversión pública por parte
del SIMAS Torreón, rubro al que en el 2020 solo se le dedico 9% de todo el presupuesto propio, mientras que en
Matamoros no existió registro del presupuesto destinado a este importante concepto.

En conclusión, el reto más importante es, como hacer sostenibles y más rentables a los Organismos Operadores, ya que
su eficiencia física y comercial es deficiente, sobre todo en una región que crece de forma horizontal y encarece los
servicios. La entrega deficiente de este servicio afecta nuestra calidad de vida y nuestra competitividad, sin embargo,
es una gran oportunidad para que se incorporen innovadoras políticas públicas metropolitanas, que garanticen la
autonomía financiera y política, una estricta medición de los volúmenes reales de extracción y distribución, y a su vez
se sume activamente la participación del sector social. Los organismos operadores son un bien público, hay que
cuidarlos y ciudadanizarlos.

El Consejo Cívico de las Instituciones en la Laguna (CCIL), nace como respuesta a la necesidad de articular
alianzas ciudadanas que sumen y colaboren en la solución de los principales problemas sociales de la región. Es
una instancia apartidista de afiliación voluntaria integrada por instituciones particulares, académicas, organismos
intermedios, de beneficencia y clubes de servicios entre otros. www.ccilaguna.org.mx

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Índice

La seguridad que se vive en Coahuila es por la inversión que se ha hecho en la materia: Riquelme