Nuevamente los tránsitos


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

A inicio de semana circuló un video en redes sociales donde se ve a más de ocho agentes de tránsito golpeando a un taxista. Nuevamente la corporación de Torreón da de que hablar. Sin duda ha sido el principal dolor de cabeza de la administración de Jorge Zermeño.

Desde su primer año, antes de la reelección, Pedro Luis Bernal ha dado la nota como director de la corporación. Un día sigue a una mujer en su vehículo particular por varias calles para infraccionarla, otro vestido de agente se va tomar unas cervezas al estadio. Incluso una agente, “Martha”, denunció acoso sexual.

De acuerdo al expediente con número 0519/TOR/UATCJEM/2019, señala a Pedro Luis Bernal por el delito de abuso sexual, el cual está previsto y sancionando en el artículo 226 del Código penal del Estado.

El pasado 12 de febrero de 2019 Pedro Luis Bernal la agredió de forma verbal y física, mientras ella se encontraba trabajando de manera pedestre en el Bulevar Revolución esquina con la calle Cuauhtémoc.

Ahí, presuntamente Pedro Luis le tocó los senos con el pretexto de voltearle el gafete, por lo que tres días después el elemento interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC), y después en la Fiscalía de Coahuila. Un año después nada pasó y Pedro Luis Bernal sigue al frente de la corporación

A lo largo de la administración de Jorge Zermeño la constante han sido los abusos de los elementos de tránsito. Los excesos son de todo tipo: infracciones sin motivo, malos tratos en los alcoholímetros, enfrentamientos con ciudadanos e incluso con otras corporaciones. Todo ha sido captado por celulares de los ciudadanos e incluso se han vuelto virales pero no ha pasado nada.

No hay día que en los diferentes espacios de noticias de Torreón se reciban llamadas de quejas de los ciudadanos contra los agentes de tránsito. Que si en la carretera a Matamoros se esconden para infraccionar, que si en la autopista San Pedro también aparecen de la nada así como en los hospitales. Incluso en redes sociales hay un video de un joven que lo detiene bajo el pretexto de que por el Covid no puede andar circulando por la ciudad en madrugada, tras esa detención los elementos le exigen aplicarle la prueba de alcoholímetros.

Todos los días el departamento de garantías está lleno de personas que van a pagar sus multas. Las filas son muy largas, como si fueran a comprar un boleto para el juego del Santos. No hay sana distancia, tampoco protocolos por el Covid, finalmente lo que importa es recaudar.

Llama la atención como el alcalde, Jorge Zermeño, ha permitido todos estos excesos. Los cuales sin duda serán cobrados por los ciudadanos en las próximas elecciones por la alcaldía. Apostar por Pedro Luis a lo largo de su administración le podrá salir muy caro al alcalde en términos electorales. Al tiempo…

@lharanda

Comentarios

Anterior Turismo de naturaleza
Siguiente Alertan a Coahuila por riesgo de rebrote de Covid-19 para diciembre