in , ,

Obreros trabajan a marchas forzadas en el AIFA

A marchas forzadas trabajan cientos de personas en el AIFA para tener lista la obra el próximo lunes 21 de marzo, día en que el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezará su inauguración oficial.

Asimismo, las obras de construcción del distribuidor vial Lago de Guadalupe-Texcoco, que es una vía alterna de interconexión al Aeropuerto, no se suspendieron luego del accidente de la madrugada del sábado cuando se fracturó una de las trabes, lo que provocó la muerte de un trabajador.

Ayer el movimiento de empleados y maquinaria fue normal, según contaron trabajadores que participan en el proyecto que forma parte de la infraestructura complementaria de la terminal aérea.

Los obreros que laboraron horas después del percance, reconocieron que en obras de esa magnitud siempre hay riesgos de que se presenten accidentes, como el ocurrido la madrugada del sábado, por lo que están consientes de que a cualquiera le puede suceder.

“No tenemos miedo porque para nosotros es parte del trabajo, esto es así, desgraciadamente sucedió ese accidente que le costó la vida a uno de los compañeros, pero nosotros sabemos que el riesgo siempre existe en este trabajo”, dijo una supervisora del proyecto.

“Los trabajos se realizan día y noche, 24/7, para terminar en los plazos en que se tiene planeado” y que las operaciones aéreas, así como la atención al público puedan iniciar sin ningún contratiempo, confío una fuente cercana a las obras.

Destacó que “sólo faltan detalles para concluir los trabajos, como por ejemplo, algunos de los mostradores de las aerolíneas, a los que sólo les falta armar y montar algunos equipos”, se indicó.

Además, en las próximas horas se conectarán los sistemas biométricos en el área de documentación de equipaje, lo que, “cuando mucho, nos llevará dos días”.

La fuente consultada precisó que además de esos detalles, falta darle una chaineada a las instalaciones de la terminal aérea para que luzcan como debe ser en su inauguración oficial.

Todos los frentes en los que trabaja la Sedena continúan en obra, pero lo que ya está concluido es la construcción de las tres pistas, dos para vuelos civiles y una para militares, así como las plataformas de rodaje y la torre de control.

En una primera etapa, el AIFA comenzará a operar con cuatro aerolíneas y 45 puntos de embarque o posiciones de abordaje, 12 de las cuales serán remotas, es decir, los pasajeros tendrán que abordar un transporte terrestre dentro del mismo aeropuerto para acercarse a la aeronave.

La fuente consultada destacó que con una inversión aproximada a 74 mil millones de pesos y un tiempo récord de construcción de menos de tres años, los ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional tienen motivos para sentirse orgullosos.

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Lorenzo Córdova denuncia una estrategia sistemática para violentar la Ley de Revocación de Mandato

Alertan por descuido en labores de seguridad en Chernóbil