in , , ,

Olivia Wilde y su deseo de conquistar como directora de cine

Muchos la conocen por haberla visto con con Hugh Laurie en el personaje de Remy ‘Thirteen’ Hadley de la serie de TV ‘House’. Y otros se enteraron que se había divorciado de Jason Sudeikis por las imágenes del momento en él le pidió el divorcio públicamente, al entregarle el sobre oficial en una sala llena de Cinemacon, en Las Vegas.

Pero es justamente en esa misma sala donde presentó las primeras imágenes como directora de la nueva producción de cine ‘Don’t Worry Darling’, con las esperadas expectativas de ver actuar al cantante Harry Styles (donde ella también comenzó otro estilo de romance, en la realidad).

¿Habiendo tenido éxito como actriz con la serie de TV ‘House’, cómo fue que decidiste pasar del otro lado de la cámara para dirigir cine?

Quise ser directora de cine por la esperanza de que poder filmar algún día un estilo de cine de suspenso, con imágenes hermosas y el mejor nivel de diversión, por el gran desafío de tratar de lograrlo. Pero por sobre todas las cosas, quería divertirme y divertir en el proceso. Dirigir cine se convirtió en una pasión y uno de mis desafíos más grandes, como si fuera mi tercer hijo. Y me siento agradecida de poder hacerlo porque sé que es un privilegio. No lo tomo como si fuera algo para nada fácil. Y siento que con una producción como ‘Don’t Worry Darling’ hice realidad un sueño, en todos los aspectos.

¿Y cómo fue que decidiste mostrar las primeras imágenes de ‘Don’t Worry Darling’ a los más importantes dueños de las salas de cine, en Cinemacon?

Tenía que agradecerlo de alguna manera, por no haber renunciado después de las restricciones de la pandemia, por no haber abandonado a la gente del cine, a los actores y a todos los increíbles artistas que también trabajan muy duro con el sueño de mostrar algún día sus trabajos en una sala de cine. Fue realmente un honor poder estar con quienes lucharon tanto por mantener vivo al cine.

¿Para una directora de cine hay grandes diferencias entre un rodaje para la pantalla gigante de una verdadera sala de cine en comparación con una plataforma de streaming?

Todos los directores filmamos cine imaginando que la gente va a ver nuestro arte entre familiares y amigos, como una gran cena familiar en vez de una cajita feliz que alguien puede llevar a su casa, para ver solo, frente a un televisor. Tiene un gusto diferente. Es por eso que quise agradecer a los dueños de las salas de cine por mantener vivos todos nuestros sueños.

¿Y cómo se vive la experiencia de volver a ver cine en el cine, después de la pandemia?

Es realmente emocionante poder celebrar el futuro del cine, hablando de lo que también demanda llevar lo mejor de nuestra industria, al cine, aceptando riesgos. Y hoy yo estoy aquí porque la gente de los estudios Warner y Newline Cinema fueron lo suficientemente locos como para arriesgarse conmigo, al darle luz verde a mi nueva película, ‘Don’t Worry Darling’.

¿Pero teniendo a Warner Bros en tus espaldas, no te presionaron para estrenar en la HBO Max, antes que los cines, como hicieron con Wonder Woman?

Desde el momento que sugerí mi idea en Warner y Newline dejaron muy pero muy en claro que está película iba a ser específicamente para estrenar en una sala de cine o en un festival como el de Venecia. Fue creada especialmente para vivir la experiencia de verla en un cine, con la cinematografía, el diseño de sonido y todos los detalles que se requieren, en un formato como el que tanto apreciamos.

Con un glamoroso estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Venecia, ‘Don’t Worry Darling’ se presenta como un thriller romántico, detrás de la historia de una pareja ideal interpretada por Harry Styles y Florence Pugh, en una comunidad ‘experimental’ de los años ’50 que esconde un secreto proyecto lo suficientemente siniestro como para convertir el lugar tan soñado, en una pesadilla.

¿Cómo imaginas un estilo de vida ideal como sugiere la historia de ‘Don’t Worry Darling’?

Yo imagino una vida donde pudiera tener todo lo que alguna vez soñamos. No solo lo material de una casa hermosa o el mejor auto pero también el clima perfecto o el amor verdadero y la pareja perfecta, amistades reales en las que se puedan confiar con un propósito que tenga sentido, para plantear después la gran duda ¿Qué se necesitaría para dejar ese estilo de vida tan perfecto? ¿Qué estarías dispuesto a sacrificar para hacer lo correcto? ¿Te animarías a desmantelar el sistema que fue diseñado para servirte? Ese es el mundo que imaginé. Y la idea es que no existan las preocupaciones. De ahí viene el título ‘Don’t Worry Darling’ (No te preocupes querida).

¿Y qué estilo de cine te inspira como directora de cine?

El cine que me inspira son películas como Inception, The Matrix o The Truman Show. Y ‘Don’t Worry Darling’ es realmente mi carta de amor al estilo de cine que siempre empujó los límites de nuestra imaginación. Es algo muy ambicioso pero creo que logramos algo bastante especial.

¿Notaste la gran diferencia de llegar con experiencia al haber dirigido cine, antes, la producción independiente de ‘Booksmart’?

Bueno, es la segunda vez que dirijo cine y sé muy bien que tuve suerte de poder dar una segunda vuelta apuntando mucho más alto todavía, porque Don’t Worry Darling es el producto de muchas otras personas brillantes que yo también creo que hicieron el mejor trabajo de sus carreras.

¿Es verdad que tu madre también trabajaba detrás de cámaras?

Sí, ella era una de las productoras de ‘60 Minutos’.

¿Ella quería que siguieras sus pasos?

– Y… mis padres vienen del mundo del periodismo. Y yo crecí en Washington, pero ellos también sabían lo que yo quería hacer cuando me mudé a Hollywood. En realidad, mi primer trabajo fue en una oficina de casting incluso antes de que yo me decidiera a estudiar a actuación en la universidad.

¿Oficina de casting?

Si, era asistente, ayudando en la elección de actores de las pruebas de casting. Y era la peor asistente. Era un milagro sí pedías un café y te lo traía como lo habías pedido. Sí me salía bien algo era solo por error (Risas). No puedo creer como no envenene a alguien te haciéndole el almuerzo equivocado. Era un verdadero desastre. Eso no era lo mío.

¿Y en tu rol de directora de cine aprovechas aquellos conocimientos al momento de elegir hoy a tus actores?

Muchos de los actores con los que hoy trabajo ya los había conocido cuando yo era asistente y pasaron por alguna de las pruebas de audición. Y la verdad, siempre los juzgo por lo bueno que eran conmigo cuando les traía el peor café.

¿Qué tan difícil fue elegir esta vez un elenco de actores como Chris Pine, Florence Pugh o incluso el cantante Harry Styles?

– Desde el principio sabíamos que está película estaba basada en el personaje que protagoniza Florence Pugh, la clase de heroína que no solemos ver a menudo. Y necesitábamos alguien que fuera brillante, graciosa y dura, cálida y valiente, sin demasiada sensualidad. Y Florence es la extraña clase de estrella que cuenta con cada una de esas cualidades. Hay que verla actuando para darse cuenta que al menos yo realmente siento que es una completa y total estrella de cine. Es increíble. Y Chris Pine también creo que logró una de sus mejores actuaciones.

¿Y Harry Styles?

Harry es realmente una revelación. La actuación de Florence cobra vida por estar rodeada de una interpretación tan brillante como la de Harry Styles que es un actor que recién empieza, sin tomar en cuenta su otra carrera (como cantante).

En realidad, Shia LaBeouf había sido contratado en un principio, en Abril del 2020, hasta que fue reemplazado por Harry Styles, seis meses después (Hay quienes aseguran que Olivia Wilde despidió a LaBeouf después de algunas discusiones con otros miembros del equipo, aunque Shia insiste que él fue quien había renunciado antes). Los efectos de la pandemia incluso tuvieron sus efectos, cuando un miembro del equipo de filmación cayó enfermo de COVID y los protagonistas tuvieron que encerrarse en cuarentena, mientras el rodaje se suspendió por dos semanas, en Noviembre del 2020. Dakota Johnson también había sido parte del elenco principal, pero por conflictos con el rodaje de ‘The Lost Daughter’ (dirigida por otra actriz como Maggie Gyllenhaal) tuvo que renunciar y fue reemplazada por KiKi Layne. Y parecido al suspenso que contagió todo el rodaje, Olivia Wilde incluso pensaba ser la protagonista principal, hasta que decidió intercambiar roles con Florence Pugh, para que el centro de la historia se basara en una pareja mucho más joven. Pero desde un principio, nunca tuvo dudas que esta vez, ella iba a trabajar como actriz, además ser la directora de ‘Don’t Worry Darling’.

Cuando dirigiste ‘Booksmart’ no apareciste en pantalla, pero esta vez sí…

Actué en la película porque también era la única que podíamos afrontar con nuestro presupuesto (risas). Para cuando llegó el momento del casting conmigo, conseguí un muy buen descuento en el contrato y todavía estoy furiosa con mi representante por no haber peleado un poco al menos. Hablando en serio, fue muy emocionante actuar entre un elenco de actores tan extraordinarios.

¿Es verdad que en los estudios Warner también te ayudaron a conseguir un equipo de filmación al mejor nivel del Oscar?

El equipo de filmación es igual de maravilloso por ser los favoritos del Oscar, por muy buenas razones. Son los que también filmaron y películas favoritas de los últimos 20 años. Como Matthew Libateque en la cinematografía, dibujó su increíble sabiduría con la experiencia de haber trabajando antes en el cine de ‘Star is Born’ y ‘Black Swan’. Y en el diseño de vestuario pudimos contar con Arianne Phillips que le agregó el tono artístico a cada uno de los personajes, con el mismo trabajo brillante que antes había tenido en ‘Once Upon a Time in Hollywood’. Conseguir un equipo de filmación como este, fue como si en los estudios Warner me hubieran dicho “No te preocupes querida”, Don’t Worry Darling.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Mark Zuckerberg perdió la mitad de su fortuna con Meta y cayó al lugar 20 de los más millonarios

Modelo revela que fue amante de Adam Levine y él propuso llamar a su segunda hija como ella