Pensiones, ‘el coco’ de Pemex


Compromisos actuariales por el sistema de pensiones de Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentaron su lastre financiero en 2019.

De acuerdo con sus estados financieros del cuatro trimestre enviados a la Bolsa Mexicana de Valores, tuvo una pérdida integral por 658 mil 130 millones de pesos, equivalente a 34 mil 923 millones de dólares al cierre de 2019. La merma de la empresa del Estado es equivalente a 2.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

La pérdida contrasta con la utilidad integral de 2018, de 42 mil 972 mdp y es la más alta desde 2010. El reporte financiero y operativo de la petrolera detalla que este resultado se originó por aumento de 309 mil 468 mdp en pérdidas actuariales por beneficios a empleados —sistema de pensiones—, por una reducción en la tasa de descuento, que pasó de 9.29% en 2018 a 7.53% en 2019.

Luis Miguel Labardini-Deveaux, socio de la firma Marcos y Asociados, y especialista del sector energético, señaló que las pérdidas actuariales por beneficio a empleados muestra el grave problema del pesado pasivo laboral en Pemex.

Es un compromiso financiero adquirido en el Contrato Colectivo de Trabajo que al final se carga a sus resultados financieros, y que hoy por hoy “es una bola de nieve que sigue creciendo… es un pasivo que se tiene que reconocer”. Indicó que es necesario hallar una solución, una fórmula “porque el próximo año va a ser igual”.

Dijo que en 1990 el problema del pasivo laboral de Pemex se resolvía con 3 mil mdd, pero el gobierno federal no tuvo voluntad ni política ni financiera para resolverlo.

CFE logra utilidad de 48 mil mdp en 2019

Por otra parte, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que durante 2019 registró una utilidad neta de 48 mil 545 mdp.

De acuerdo con sus estados financieros correspondientes al cuarto trimestre del año pasado, enviados a la BMV, este resultado es 15.8% superior al reportado por la eléctrica estatal en 2018, cuando su utilidad neta alcanzó 41 mil 924 millones de pesos.

Se trata de un aumento equivalente a 6 mil 621 millones de pesos, de acuerdo con el informe. La empresa detalló que el resultado se sustentó en dos factores, un aumento en sus ingresos y una baja en su costo de ventas.

Los ingresos de CFE subieron 5%, al pasar de 547 mil 346 millones de pesos en 2018 a 575 mil 047 millones de pesos el año pasado.

EL DATO

2.7 por ciento del Producto Interno Bruto, es el equivalente de la pérdida.

La pérdida, que es la más alta desde 2010, contrasta con la utilidad integral de 2018, de 42 mil 972 mdp.

Comentarios

Anterior Gobierno de AMLO detuvo avance energético de anteriores sexenios: Canacintra
Siguiente Una buena historia que contar